Calendario Maya: 2012, ¿Qué es el Calendario Maya? Concepto, Sistema, Origen y Historia

Calendario Maya

Las personas alrededor del mundo continuamente llevan la cuenta de las fechas importantes para ellos y sus comunidades usando calendarios. La celebración de los cumpleaños o aniversarios es también un tipo de calendario solar. Los calendarios son cíclicos y las personas que entienden los ciclos naturales del Universo son atentos contadores del tiempo. Los mayas eran astrónomos destacados y desarrollaron calendarios basados en los ciclos del Sol, la Luna y el planeta Venus. El Haab, el Tzolk’in, la Rueda Calendárica y la Cuenta Larga son los componentes más estudiados y mejor entendidos del complejo sistema de calendario maya. Los calendarios mayas sirven una variedad de propósitos, tanto prácticos como ceremoniales. Los mayas registraban eventos importantes en su historia usando fechas de calendario escritas en números y jeroglíficos. Algunas de estas fechas describen eventos míticos que abarcan muchos miles de años.

Existen veinte distintos calendarios mayas. Son el corazón de la sabiduría de la gente maya”. Roberto Poz Pérez, quiché, contador de tiempo.

Origen Calendario Maya

Los mayas desarrollaron sus calendarios basándose en las observaciones astronómicas que realizaban, gracias a los templos que levantaron y sumado a su sistema numérico y aritmético desarrollado, los mayas fueron capaces de establecer fenómenos astronómicos repetitivos, como el ciclo lunar, solar y el del planeta Venus, a partir de los cuales basaron sus calendarios.

Para la civilización maya la historia era cíclica, es decir los grandes acontecimientos se repetían cíclicamente según la posición de nuestros astros y estrellas sobre el cielo, es por ello el afán en predecir futuros acontecimientos para los cuales necesitaban establecer unas medidas del tiempo a través de sus calendarios.

Para realizar las observaciones los mayas construyeron edificios para facilitarles esta tarea, impresiona el edificio llamado "Caracol" ubicado en Chichen Itzá, Yucatán, su enorme parecido con los centros actuales de investigación astronómica llama la atención.

Todo el conocimiento de los calendarios mayas fue descubierto y descifrado gracias al códice de Dresde, uno de los 4 códices que se conservan actualmente en el mundo, dicho codice contiene 39 páginas escritas en el lenguaje maya donde se describe el uso de los 3 calendarios, así como predicciones de futuros eclipses solares y lunares, tablas que señalaban el ciclo del planeta Venus, además otros conocimentos astronómicos que poseian.

Observatorio maya

Un bibliotecario alemán, Ernst Forstemann, fue el que descifró el famoso códice de Dresde, descubriendo el sistema numérico de los mayas así como la utilización y funcionamiento de los 3 calendarios.

No fue tarea fácil el descifrar aquellos extraños signos que escribían los mayas en sus monumentos y códices conservados, con la conquista española del nuevo mundo, los mayas abandonaron sus antiguas tradiciones paganas y cultura para convertirse a la religión cristiana, quedando en el olvido su sistema de escritura y conocimientos adquiridos durante siglos.

Actualmente se ha podido descifrar el 90% de la escritura maya, gracias al esfuerzo de investigadores como Yuri Knorozov, Tatiana Proskouriakoff precursores del desciframiento, podemos leer y comprender como vivía y se desarrollaba esta civilización tan enigmática e impresionante.

Para comenzar a entender el significado de los calendarios mayas, tenemos que empezar a comprender su sistema numérico, cabe destacar que la civilización maya fue la primera en utilizar el signo cero.

Sistema Numerico Maya

Los mayas fueron grandes matemáticos, desarrollaron un sistema numérico vigesimal, por el medio del cual realizaban sus cálculos para construir sus templos y para desarrollar el famoso calendario maya.

Actualmente nosotros utilizamos un sistema numérico decimal, es decir en base 10, mientras que los mayas utilizaban un sistema numérico vigesimal, en base 20.

En nuestro sistema numérico cada 10 dígitos o múltiplos de 10 se cambia la posición de un número, mientras que en el sistema numérico maya se cambia de posición cada 20 números o múltiplos de 20

10, 11, 12 , 13 , 14 , 15 ,16 , 17 , 18 , 19 , 20 - Sistema numérico actual.

Para escribir los números los mayas utilizaban un caracol para representar el cero, un punto como unidad, una linea como 5 unidades, de tal forma que cada 20 números añadían un fila superior indicando la decena, centena, etc. A continuación podemos observar una imagen donde se relaciona nuestro sistema numérico con el de los mayas.

Números Mayas

A modo de ejemplo descifraremos el siguiente número escrito en maya:

Numeros mayas

Codice Dresde

Todo el sistema de los calendarios mayas se basan en el número 20, así el Tzolkin contiene 13 meses de 20 dias cada uno, el Haab tiene 18 meses de 20 dias cada uno y el calendario de la cuenta larga divide el tiempo en múltiplos de 20.

El Sistema de Calendario

Los antiguos mayas eran expertos observadores del cielo. Esta imagen muestra las constelaciones mayas de animales que se encuentran en el Códice de París. Usando su conocimiento en astronomía y matemáticas, los antiguos mayas desarrollaron uno de los sistemas de calendarios más exactos en la historia de la humanidad. Los antiguos mayas tenían una fascinación con los ciclos del tiempo. Los calendarios mayas más conocidos son el Haab y el Tzolk’in. Además de éstos, los mayas también desarrollaron el calendario de Cuenta Larga para dar fecha cronológica a eventos mitológicos e históricos. El calendario de Cuenta Larga incorpora ambos calendarios, el Haab y el Tzolk’in, entrelazados en un ciclo de 52 años. El ciclo de 13 baktún del calendario maya de Cuenta Larga dura 1.872.000 días o 5.125,366 años tropicales. Este es uno de los ciclos más largos que se encuentran en el sistema de calendario maya. Este ciclo de 13 baktún termina en el solsticio de invierno, el 21 de diciembre de 2012.

El ciclo del Haab es de 365 días y se aproxima al año solar. El Haab es un calendario de diecinueve meses. El Haab está compuesto de 18 meses, llamados “uinal”, de 20 días, y un mes de 5 días. Este mes de 5 días se llama “Wayeb”. De este modo, 18 x 20 + 5 = 365 días. Esta imagen muestra los jeroglíficos que corresponden a los diecinueve meses del calendario Haab. Los mayas representaron algunos de estos meses usando más de un glifo. A estos glifos se les conoce como “variantes”. Las variantes del mismo glifo están enmarcadas en un fondo turquesa.

Los agricultores mayas de Yucatán llevan a cabo ofrendas y ceremonias en los mismos meses cada año, siguiendo el ciclo de 365 días del Haab. Estas ceremonias se llaman Sac Ha’, Cha’a Chac y Wajikol. Los mayas en las tierras altas de Guatemala celebran ceremonias y rituales especiales durante el mes Wayeb del Haab, el mes corto de cinco días.

El calendario “sagrado” maya se llama Tzolk’in en el idioma maya yucateco y Chol Q’ij en el idioma maya quiché. Este calendario no está dividido en meses. En lugar de meses, está compuesto por una sucesión de glifos de 20 días en combinación con los números 1 al 13, produciendo así 260 días únicos. Al multiplicar 20 x 13 obtenemos 260 días. Esta imagen ilustra como los números 1 al 13 hacen un ciclo a través de los 20 glifos para formar fechas en el calendario Tzolk’in. Cualquiera de dichas combinaciones, tal como 1 Imix’, se repite solo después que han pasado 260 días. La duración del Tzolk’in concuerda con los nueve ciclos de la Luna y el período de gestación de los seres humanos. El Tzolk’in también está relacionado con los movimientos del Sol, el paso cenital y el ciclo de crecimiento del maíz.

Cada 260 días, los Ajq’ijab’ en las áreas de las tierras altas de Guatemala, celebran una ceremonia de año nuevo llamada Waxjaqib’ B’atz’, y le dan la bienvenida a otro ciclo en el calendario “sagrado” maya Chol Q’ij. Durante esta ceremonia, se inician los nuevos contadores del tiempo del calendario. Esta imagen muestra a Roberto Poz Pérez, quiché, un contador del tiempo en un pueblo cerca de Quetzaltenango, Guatemala. Él ha sido contador del tiempo por más de 30 años.

Los calendarios Tzolk’in impresos son populares en Yucatán. El calendario Chol Q’ij impreso es usado diariamente por muchas personas en las tierras altas de Guatemala.

En el calendario llamado Rueda Calendárica, los calendarios Haab y Tzolk’in están entrelazados. En la Rueda Calendárica, cualquier combinación de un día del Tzolk’in con un día del Haab no se repetirá hasta que hayan pasado 52 períodos de 365 días. Los mayas creen que cuando una persona alcanza 52 años de edad, ellos logran la sabiduría especial de un anciano. Esta imagen muestra una representación contemporánea de la Rueda Calendárica que entrelaza el Tzolk’in (izquierda) con el Haab (derecha).

Cualquier evento histórico o mítico abarcando a más de 52 años, requería que los antiguos mayas usaran un calendario adicional, el de Cuenta Larga. El calendario de Cuenta Larga es un sistema que consta con 5 ciclos de tiempo. Este calendario es similar al sistema de calendario gregoriano que cuenta días, meses, años, siglos y milenios. El sistema maya también lo hace, pero la diferencia está en el nombre y magnitud de los ciclos. Al igual que la matemática maya, el sistema de calendario de Cuenta Larga cuenta de 20 en 20. La excepción está en el tercer ciclo, porque 18 x 20, que es igual a 360, se aproxima más al ciclo Haab o el ciclo solar de 365 días, en vez de multiplicar 20 x 20, que es igual a 400.

Además de los cinco ciclos, una fecha completa en el calendario de Cuenta Larga incluye fechas del Haab y Tzolk’in. Por ejemplo, enero 1 del año 2000 se escribe 12 baktún 19 katún 6 tun 15 uinal 2 k’in 11 Ik’ 10 K’ank’in usando el sistema maya o 12.19.6.15.11 Ik’ 10 K’ank’in. El calendario gregoriano cuenta los días cronológicamente, comenzando con el nacimiento de Cristo. El calendario maya de Cuenta Larga también cuenta días en orden cronológico, comenzando con la fecha de la creación mitológica de 13.0.0.0.0 4 Ajaw 8 Kumk’u. Esta fecha corresponde al 11 de agosto de 3114 a.C. Esta imagen muestra la fecha de la creación dibujada en jeroglíficos como aparece en la Estela C en Quiriguá, Guatemala. En esta fecha, el Sol estaba en el cénit al mediodía; y la constelación maya de la Tortuga (Orión) estaba en la posición del nadir, lo cual se considera el inframundo maya.

El ciclo actual del calendario de Cuenta Larga alcanzará nuevamente 13.0.0.0.0 durante el solsticio de invierno el 21 de diciembre de 2012, cuando la fecha de la Rueda Calendárica será 4 Ajaw 3 K’ank’in. La imagen muestra tres fechas consecutivas de Cuenta Larga. De izquierda a derecha, estas fechas corresponden al 20 de diciembre, 21 de diciembre y 23 de diciembre de 2012.

¿Qué es la Profecía Maya del año 2012?

Los antiguos mayas, en su calendario "Cuenta Larga", tenían el 21 de diciembre de 2012, como el final del calendario. Este "final" del calendario Maya lleva a muchas interpretaciones diferentes. Algunos lo ven como nada más que un “reset,” el inicio de un nuevo ciclo. Otros lo ven como la fecha para el fin del mundo (o al menos algún tipo de catástrofe universal). Así que, ¿cuál es el calendario de cuenta larga Maya, y tiene relación alguna con el fin del mundo?

Los mayas desarrollaron su propio calendario (La Cuenta Larga) en aprox. 355 a.C. Eran capaces de utilizar sus observaciones y destreza matemática para calcular los movimientos futuros de las estrellas en el cielo. El resultado fue que los Mayas descubrieron que oscilación hace que los movimientos de las estrellas deriven gradualmente en el cielo (un efecto llamado "precesión") en un ciclo de 5.125 años. Los mayas también descubrieron que una vez cada ciclo la banda oscura en el centro de la Vía Láctea (llamada el "Ecuador Galáctico") cruza el elíptico (el plano de movimiento del sol en el cielo).

Durante el año de la intersección, el sol alcanza su solsticio (un breve momento cuando la posición del sol en el cielo es en su mayor distancia angular al otro lado del plano ecuatorial del observador) en el 21 de diciembre para el Hemisferio Norte y el 21 de junio para el Hemisferio Sur. En ese momento, el solsticio se produce en el mismo momento de la conjunción del Ecuador Galáctico con la Vía Láctea. El año que ocurre esto (en relación a nuestro calendario Gregoriano) es 2012 d.C. y ocurrió la última vez el 11 de agosto de 3114 a.C. Con la mitología maya enseñando que el sol es un dios, y la Vía Láctea es la entrada a la vida y la muerte, los mayas llegaron a la conclusión de que esta intersección en el pasado debe haber sido el momento de la creación. Jeroglíficos mayas parecen indicar que creían que la siguiente intersección (en 2012) sería algún tipo de final y un nuevo comienzo de un ciclo.

Todas las llamadas "profecías mayas de 2012" no son más que extrapolaciones violentamente especulativas, basadas en las interpretaciones aún inciertas por estudiosos de jeroglíficos mayas. La verdad es que, aparte de la convergencia astrológica, hay pocos indicios de que los mayas profetizaban algo específico sobre los acontecimientos en su futuro lejano. Los mayas no eran profetas; no eran incluso capaces de predecir su propia extinción cultural. Fueron grandes matemáticos y adeptos observadores del cielo, pero ellos también fueron un pueblo tribal brutalmente violento con una primitiva comprensión de los fenómenos naturales, suscribiendo a creencias arcaicas y las prácticas bárbaras del derramamiento de sangre y sacrificios humanos. Por ejemplo, creían que la sangre de sacrificios humanos invistió poder al sol y le dio vida.

La Biblia no presenta los fenómenos astronómicos que los mayas señalaron como un signo de los últimos tiempos. Sin embargo, no hay absolutamente ninguna evidencia bíblica que la profecía maya de 2012 debe considerarse una predicción fiable del Día del Juicio Final.

También se incluye en la predicción Maya antigua de que el 21 de diciembre de 2012 sería el fin del mundo, las siguientes teorías: nuestro sol es un dios; el sol se alimenta con la sangre del sacrificio humano; el momento de la creación ocurrió en 3114 a.C. (a pesar de toda la evidencia que sucedió mucho antes); y la alineación visual de estrellas tiene cierta importancia para la vida humana cotidiana. Como todas las religiones falsas, la religión maya intentó elevar la creación en lugar del Creador mismo. La Biblia nos dice acerca de tales adoradores falsos: "cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador" (Romanos 1:25) y "las cosas invisibles de él [Dios], su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa" (Romanos 1:20).

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!