Contaminación: ¿Qué es Contaminación? Tipos, Consecuencias, Definición y Concepto


Contaminación

Contaminación es la introducción en un medio cualquiera de un contaminante; es decir cualquier sustancia o forma de energía con potencial para provocar daños, irreversibles o no en el medio ambiente. Para que podamos hablar de contaminación es necesario que el agente se introduzca por encima de la capacidad del medio para eliminarlo. No es, pues, una cuestión de qué productos se introducen, sino su cantidad. La proliferación de estos residuos supone un desequilibrio grave en el biosistema, hasta el punto de llegar a imposibilitar la vida de las especies existentes. El agua, el aire y el suelo, son los principales medios contaminados.

En función del medio afectado se distingue: Contaminación atmosférica, contaminación del medio hídrico y Contaminación del suelo.

Tipos de Contaminación

Cualquier "cosa" que se añada al aire, al agua, al suelo o a los alimentos y que amenace la salud, la supervivencia, o las actividades de los seres humanos o de otros organismos vivos, se denomina contaminación o polución.

La mayoría de los contaminantes corresponden a subproductos o residuos sólidos, líquidos o gaseosos, que se originan al extraer, procesar, convertir en productos, o utilizar un recurso natural. También se considera como contaminación tanto las emisiones de energía no deseadas como las cantidades excesivas de ellas, como es el caso del calor, el ruido, o la radiación.

Los contaminantes pueden llegar a nuestro medio ambiente a través de las actividades humanas o actividades antrópicas, pero también y aunque parezca contradictorio, ciertos procesos naturales como una erupción volcánica, pueden dan origen a la contaminación de las aguas y el aire.

La mayor parte de la contaminación proveniente de actividades humanas se produce en las zonas urbanas o industriales o cerca de ellas, donde se concentran los contaminantes. Algunos contaminantes afectan directamente las zonas en las que se han producido, y otros son transportados por el viento o las aguas hasta otras áreas... La polución no respeta fronteras de ningún tipo.

Algunos contaminantes provienen de fuentes únicas y bien identificables, como la chimenea de una central de energía, el tubo de desagüe de una planta empaquetadora de carne o el tubo de escape de un automóvil. Estos se denominan contaminantes puntuales.

Otros contaminantes vienen de fuentes no puntuales, que se encuentran dispersas que a menudo son difíciles de identificar. Una fuente no puntual de contaminación es la expansión de fertilizantes y pesticidas que tiene lugar desde las parcelas, campos de golf, céspedes y jardines donde se aplican, hacia las corrientes de agua y los lagos. Muchos pesticidas que se esparcen en el aire y el viento los lleva a la atmósfera.

Los tipos de contaminación más importantes son los que afectan a los recursos naturales básicos: el aire, los suelos y el agua. Algunas de las alteraciones medioambientales más graves relacionadas con los fenómenos de contaminación son los escapes radiactivos, el smog, el efecto invernadero, la lluvia ácida, la destrucción de la capa de ozono, la eutrofización de las aguas o las mareas negras. Existen diferentes tipos de contaminación que dependen de determinados factores y que afectan distintamente a cada ambiente. Después de tratar el tema de contaminación en general se tratarán los principales tipos de contaminacion:

  • Contaminación del agua

  • Contaminación del aire

  • Contaminación del suelo

  • Contaminación radioactiva

  • Contaminación lumínica

  • Contaminación sonora

  • Contaminación visual.

Concepto de Contaminación

La contaminación es un concepto de connotación negativa, y es la introducción de una sustancia nociva o contaminante o alguna forma energética, que cambia el medio en el que se introduce, desequilibrándolo. Estos contaminantes tienden a dispersarse, incluso transfiriéndose fuera de su medio, invadiendo otros, y elevar su grado de contaminación, al mezclarse con otros contaminantes.

La contaminación ambiental es la presencia de sustancias nocivas para los seres vivos que irrumpen en la composición de los elementos naturales, como el agua, el suelo y el aire. Tenemos varias clases de contaminación: atmosférica, hídrica, del suelo, sonora, visual, entre otras.

La contaminación nuclear es la producida por una sustancia radiactiva al emitir alguna radiación nociva.

Si bien muchas veces la contaminación puede ser natural, como una erupción volcánica, en la mayor parte de los casos son los animales, y dentro de ellos, el hombre, el máximo responsable de este, y el origen del problema está en el supuesto progreso, sobre todo económico, que lleva a un desarrollo no sustentable. O sea, se crece en términos cuantitativos, pero no cualitativos. Los países desarrollados son los que más contaminan, sobre todo Estados Unidos, que a su vez se ha negado ha suscribir acuerdos internacionales, como el protocolo de Kioto, que firmaron los países para comprometerse a reducir la contaminación.

Gracias a su composición química la tierra, el aire y el agua pueden ser capaces de disolver y depurar sustancias contaminantes, que se llaman biodegradables, pero hay otras que no pueden perder su efecto contaminante, llamadas no biodegradables, provenientes sobre todo de los residuos del petróleo y de los desechos de las industrias.

Los principales contaminantes son: los compuestos del azufre y del nitrógeno, el petróleo, los detergentes, la radiación, los óxidos de carbono, el mercurio, el cianuro y el plomo.

Entre las actividades humanas contaminantes, encontramos las agropecuarias, que contaminan el aire con polvo; el agua y el suelo, con fertilizantes y abonos, y provocan deforestación para crear áreas de cultivo. En el mundo urbano la contaminación es aún mayor, por la emanación de gases y ruidos, por el alto crecimiento del parque automotor, y por los desechos industriales.

La minería también produce mucha contaminación provocando la remoción del suelo, la contaminación con polvo y residuos, la eliminación de la fauna y la deforestación. Tengamos en cuenta la importancia de los árboles que son los pulmones del planeta y que tienen por función la purificación del aire.

Clasificación de los Contaminantes

- Contaminantes no degradables: Son aquellos contaminantes que no se descomponen por procesos naturales. Por ejemplo, son no degradables el plomo y mercurio.

La mejor forma de tratar los contaminantes no degradables (y los de degradación lenta) es por una parte evitar que se arrojen al medioambiente y por otra reciclarlos o volverlos a utilizar. Una vez que se encuentran contaminando el agua, el aire o el suelo, tratarlos, o eliminarlos es muy costoso y, a veces, imposible.

- Contaminantes de degradación lenta o persistente: Son aquellas sustancias que se introducen en el medioambiente y que necesitan décadas o incluso a veces más tiempo, para degradarse. Ejemplos de contaminantes de degradación lenta o persistente son el DDT y la mayoría de los plásticos.

- Contaminantes degradables o no persistentes: Los contaminantes degradables o no persistentes se descomponen completamente o se reducen a niveles aceptables mediante procesos naturales físicos, químicos y biológicos.

- Contaminantes biodegradables: Los contaminantes químicos complejos que se descomponen (metabolizan) en compuestos químicos más sencillos por la acción de organismos vivos (generalmente bacterias especializadas) se denominan contaminantes biodegradables. Ejemplo de este tipo de contaminación son las aguas residuales humanas en un río, las que se degradan muy rápidamente por las bacterias, a no ser que los contaminantes se incorporen con mayor rapidez de lo que lleva el proceso de descomposición.

¿Qué es Contaminación? Tipos, Definición y Consecuencias

La contaminación es la introducción de algún tipo de sustancia o energía que atentará contra el normal funcionamiento y equilibrio que ostentaba el medio inicialmente, provocando además un daño casi irreversible.

Definición de Contaminación

En términos generales se entiende por contaminación al conjunto de efectos que alteran la pureza del ambiente en el que se desarrolla toda forma de vida. Suele estar asociado con la acción de un agente químico o físico que produce, de manera directa o indirecta, un efecto desfavorable para el hombre o su medio ambiente.

Sin embargo en el presente no se dispone de una sola definición del término de contaminación que haya sido adoptada con carácter universal. Algunos autores hacen hincapié en el aspecto antropogénico de la contaminación, y solo consideran como tal aquella causada por el hombre, en tanto que otros expertos opinan que ciertos agentes contaminantes, como los minerales radioactivos que en ocasiones se encuentran en altas concentraciones, también pueden ser clasificados como contaminantes de origen natural.

La mayor parte de las definiciones toma en cuenta los efectos negativos que tiene la contaminación para la salud del hombre, la pérdida de la biodiversidad y la interferencia sobre los funcionamientos de los procesos naturales de los ecosistemas, aunque en otros casos además se agregan los aspectos estéticos o recreativos.

¿Qué es Contaminación?

La contaminación que se da sobre y contra el medio ambiente (que tantos los seres humanos como los animales y plantas utilizamos para vivir y desarrollarnos) se denomina contaminación ambiental, siendo la presencia en el ambiente de algún tipo de agente físico, químico o biológico o la combinación de alguno de estos, la que producirá este desequilibrio del que hablábamos más arriba y que resulta ser ampliamente nocivo para la salud, seguridad o bienestar de los habitantes de cualquier nación y por supuesto lo es también para el resto de los seres vivos, como las plantas y animales.

La contaminación puede darse exclusivamente en el suelo, el aire o el agua, aunque también puede darse simultáneamente en estos tres ámbitos.

En tanto y si la idea es buscar a los culpables de esta con nombre y apellidos, nos encontramos casi siempre con un denominador común: los productos que intervienen en los procesos de combustión, la presencia de compuestos químicos elaborados por el hombre y los desechos que tiran la mayoría de las fábricas o industrias.

Un caso testigo en este aspecto puede ser el de reciente promoción mundial y que atraviesan dos naciones vecinas como ser la Argentina y el Uruguay, quienes desde hace unos larguísimos meses vienen protagonizando una pelea legal que incluso ya demandó la atención del Tribunal Superior Internacional de la Haya y del Rey de España, por la presunta contaminación que la papelera Botnia estaría ejerciendo en las cercanías del río Uruguay, donde está establecida, y que ambos países comparten y que Argentina reclama incesantemente a través de los cortes de rutas o pasos que comunican las dos orillas.

Otro ejemplo doloroso y local consiste en la contaminación fluvial del Riachuelo, un río que sirve de límite juridiccional entre la Ciudad de Buenos Aires (capital de la Argentina) y la provincia del mismo nombre. En el curso de sus aguas se arrojan los residuos de decenas de fábricas entre las que se incluyen procesadoras de cuero y frigoríficos. El nivel de polución del río es lo suficientemente elevado para provocar enfermedades graves en la población ribereña, entre las que se incluyen las intoxicaciones por metales pesados, así como para impedir el desarrollo de toda forma de vida superior en el medio ambiente acuático.

Se ha demostrado en forma científica y fehaciente que la recurrente respiración de un aire contaminado conduce al desarrollo de afecciones cardiovasculares agudas, como el infarto o también a las de tipo respiratorio. También el debilitamiento de la capa de ozono y el efecto invernadero se han convertido en dos futuras causas que alientan más un panorama de contaminación en el planeta. Si bien la menor emisión de gases con contenidos de fluorocarbonos ha resultado de gran ayuda, el proceso de erosión de la capa protectora no ha disminuido, con riesgo de numerosas complicaciones para la salud de la población, entre las que sobresalen los tumores de piel secundarios a la actividad de los rayos ultravioleta no filtrados que proceden del propio sol.

Aunque la contaminación puede ser química, electromagnética, térmica, radioactiva, lumínica, visual y microbiológica, en los últimos años también hemos sido testigos de un nuevo tipo de contaminación llamada acústica, la cual encuentra sus causas en lo que podríamos dar en llamar "las delicias del consumo", porque, por ejemplo, los disparadores de este tipo de contaminación son, entre otros, los automóviles, los locales bailables, las construcciones de edificios y los vendedores ambulantes.

Finalmente, es dable manifestar que la contaminación nuclear o radiactiva no es un escenario de ciencia ficción ya que, además de las agresiones bélicas (Hiroshima, Nagasaki) y de los desastres provocados por el hombre (Chernobyl), no puede olvidarse que el último maremoto registrado en Japón en 2011 precipitó una importante fuga del reactor de Fukushima, destinado a fines pacíficos. Por consiguiente, es menester que el progreso técnico y científico sea acompañado de medidas de prevención para evitar que la contaminación deteriore el bienestar del hombre.

Las Rutas Ambientales de la Contaminación

Un contaminante puede moverse entre el suelo, el aire, el agua y el medio biológico, sufrir todo tipo de cambios físicos y químicos, viajar en una corriente de agua, precipitar en los fondos marinos, terminar en los tejidos de un organismo vivo, interactuar con otros contaminantes que haya en el ambiente, etc.

Además, la dispersión de una sustancia contaminante dependen de ciertos factores medioambientales como el clima, el tipo de suelo, la disponibilidad de oxigeno, entre otras. Entonces conocer las transformaciones y el destino ambiental de lo que le arrojamos a la naturaleza resulta, en muchos casos, caro y técnicamente complicado.

El siguiente esquema presenta un resumen de las rutas posibles que siguen las sustancias contaminantes en el medioambiente (Figura 1).

Cuadro resumen de las rutas de la contaminación

Consecuencias de la Contaminación

Las consecuencias de la contaminación son muchas y todas son malignas para nuestra salud; la mayoría son provocadas por emisión de gases de vehículos y fábricas, quema de basura, fumigaciones, derrames de productos químicos, etc.

Una de las consecuencias que más perjudican la salud es la presencia de dióxido de sulfuro y dióxido de nitrógeno en el aire causante de muchísimas enfermedades como:

  1. irritación los ojos, nariz y garganta;

  2. provocar asma;

  3. problemas respiratorios como bronquitis y neumonía;

  4. infecciones respiratorias crónicas;

  5. cáncer de pulmón;

  6. problemas cardíacos;

  7. daño cerebral en el sistema nervioso;

  8. debilitación del esperma de hombres jóvenes y maduros.

La contaminación pasó de ser un problema regional o local solamente, y pasó a convertirse a nivel global; la acumulación de estos gases atrapa la radiación solar cerca de la superficie terrestre, contribuyendo al calentamiento global y aumentando el tamaño de la capa de ozono. (Desconocemos ni en qué medida la acción del hombre contribuye al calentamiento global, aunque parece claro que las actividades antrópicas son minúsculos.)

Es importante tratar de remediar la contaminación mundial, está en juego nuestra supervivencia; la contaminación se extiende por aire, tierra y agua, pudiendo acabar con recursos naturales preciados como lo es el agua potable.

Contaminantes y Efectos

Hasta la revolución industrial, la pureza de la atmósfera solo era alterada por causas naturales, como las erupciones volcánicas. En la actualidad la actividad del hombre es para la atmósfera como un enorme volcán que no para de introducir nuevas sustancias en el aire. Pero existe una gran diferencia entre los gases de las erupciones y los de las chimeneas y tubos de escapes . Estos últimos son sustancias, en muchos casos extrañas, que reaccionan entre si con los componentes naturales de la atmósfera.

Contaminante

Emisiones

Actividades

Efectos

Refinería de petróleo

Dióxido de carbono, dióxido de azufre, metano e hidrocarburos

Refinado de petróleo y fabricación de sustancias derivadas

Afecciones cardiovasculares y respiratorias, irritaciones oculares, propiedades cancerígenas, efecto invernadero, lluvia ácida

Industria química

Sulfuros, dióxido de azufre, dióxido de carbono, diversos compuestos orgánicos e inorgánicos

Producción de sustancias químicas a partir de diversas sutancias químicas

Propiedades cancerígenas y mutágenas, afecciones cardiovasculares, respiratorias y dermatológicas, pestilencia y toxicidades diversas

Incineradora de residuos

Óxido de azufre, sustancias orgánicas diversas y ácido clorhídrico.

Eliminación de residuos sólidos urbanos

Afecciones cardiovasculares, respiratorias y del sistema nervioso central, propiedades cancerígenas y lluvias ácidas

Establecimiento ganadero

Metano y amoníaco

Explotaciones ganaderas

El poder como base invernadero del metano es de veinte a treinta veces superior al de dióxido de carbono

Central térmica

Dióxido de azufre, dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno y monóxido de carbono

Producción de energía eléctrica a partir de combustibles fósiles

Afecciones cardiovasculares, alteración del transporte del oxígeno a la sangre, afecciones respiratorias, efecto invernadero y lluvia ácida

Automóviles

Tales detritos, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, hidrocarburos, plomo

transporte

Alternación del transporte de oxígeno a la sangre, afecciones respiratorias, propiedades cancerígenas, afecciones reales y del sistema nervioso central

Altos niveles de ruido

Acústica o sonora

No posee actividad específica

Afecta el estado de ánimo de la gente y su aparato auditivo

Fumadores

Nicotina

Obtener placer

Afecciones respiratorias, propiedades cancerígenas

Volcanes

Nitrógeno, dióxido de carbono, azufre y vapor de agua

Liberar los gases concentrados en el núcleo terrestre

Lluvias torrenciales que provocaron los océanos, afecciones respiratorias.

Bacterias y algas

Transformaron el aire al agregarle oxígeno

evolucionar

Extinguieron la mayoría de las primitivas formas de vida

Edificios de mármol o caliza

Trióxido de azufre, ácido carbónico

Habitar

Problemas respiratorios, dolor de cabeza e irritación de ojos en los trabajadores. Los edificios cercanos experimentan una acelerada degradación.

Contaminante

Fuentes de liberación

Efectos que ocasiona

Dióxido de azufre

Generación de la luz y calefacción a partir de la combustión del petróleo o carbón

Afecciones de las vías respiratorias; precursor de la lluvia ácida

Partículas sólidas en suspensión

Escapes de autos, incineración de residuos, procesos industriales

Afecciones de las vías respiratorias; aumento de la mortalidad

Plomo

Escapes de autos, fundiciones y fabricación de baterías

Afecciones al hígado y el riñón, daño neurológico.

Monóxido de carbono

Escapes de autos

Daño neurológico y cardiovascular

Ozono

Esapes de autos

Afecciones respiratorias, jaquecas, irritación

Oxidos de nitrógeno

Escapes de autos, generacion eléctrica, fabricación de explosivos y fertilizantes

Afecciones respiratorias; precursor de la lluvia ácida

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!