La Primera Guerra Mundial: Causas y Consecuencias, Resumen, Imágenes, Mapa

INTRODUCCIÓN

La Primera Guerra Mundial fue el conflicto armado que estalló en 1914, entre las potencias de la Triple Alianza (Alemania, Imperio Austro-Hungaro, Italia) y la Triple Entente (Inglaterra, Francia y Rusia). Este segundo bloque fue reforzado por Estados Unidos desde 1917.

La ambición de las potencias imperialistas por controlar las mejores colonias y semicolonias del planeta. Anhelaban poseer las ricas fuentes de materias primas y buenos mercados para vender sus manufacturas.

Entre 1912 y 1915 se vive en Europa una fuerte carrera armamentística. Tienen lugar conversaciones entre diversos paises europeos para repartirse teóricos frentes de guerra en caso de enfrentamiento armado. Por otro lado, la monarquía austriaca y los partidarios del movimiento paneslavo muestran un nacionalismo cada vez más radical.

Los nacionalistas eslavos asesinan a Francisco Fernando de Austria-Hungría, junto con su esposa, en Sarajevo (28 de junio de 1914). Pretenden así frustrar los planes del príncipe de formar un estado tripartito, con amplia autonomía, entre alemanes, húngaros y eslavos.

El 28 de julio Austria declara la guerra a Serbia. Fieles a los pactos de alianza previamente firmados, Rusia apoya a Serbia, y Alemania a Austria-Hungría.

El gobierno alemán conmina a Francia a no secundar su apoyo a Rusia. Por su parte, el gobierno británico decide en principio mantenerse neutral, ya que no le resulta ventajosa una guerra en la que pudieran salir beneficiados Francia o Alemania. Pero finalmente deciden que no pueden mantenerse al margen, sino participar con el ánimo de ganar la guerra y no perder aliados, ya que la neutralidad podría dejar a Gran Bretaña en una situación de aislamiento al finalizar la contienda.

El 1 de agosto, Alemania declara la guerra a Rusia y el 3 de agosto a Francia. Italia declara su neutralidad, la cual mantiene hasta el 25 de mayo de 1915, fecha en que se declara en guerra con Austria-Hungría.

El 4 de agosto Reino Unido exige en un ultimátum la retirada de Alemania.

El 6 de agosto Serbia declara la guerra a Alemania. Austria-Hungría declara la guerra a Rusia. Montenegro (7 de agosto) y Francia (11 de agosto) declaran la guerra a Austria-Hungría.

El 12 de agosto, Montenegro declara la guerra a Alemania y Gran Bretaña a Austria-Hungría.

El 23 de agosto, Japón declara la guerra a Alemania.

El 11 de noviembre de 1918 se firma el alto el fuego en el bosque de Compiègne, con la rendición del bloque germano.

El 18 de enero de 1919 comienza en París el congreso de paz, al que asisten los 28 países vencedores.

CAUSAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Las causas de este conflicto militar que desembocaría en la "Gran Guerra" o "Primera Guerra Mundial" comenzó en Europa central en agosto del año 1914, incluía muchos factores interrelacionados, incluyendo los conflictos y antagonismos de cuatro décadas anteriores a la guerra. El militarismo, las alianzas, el imperialismo y el nacionalismo juegaron un papel muy importante en el conflicto.

Los orígenes inmediatos de la guerra estuvieron en las decisiones adoptadas por los gobernantes y los generales durante la Crisis de julio del 1914, la chispa o "Casus belli", expresión latina traducible como "motivo de guerra", fue el el asesinato del archiduque Francisco Fernando, Archiduque de Austria-Hungría y de su esposa la duquesa Sofia por Gavrilo Princip, quien era miembro del grupo bosnio "Joven Bosnia", manejado por el grupo nacionalista "Mano Negra", que apoyaba la unificación de Bosnia con Serbia.

Asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria, heredero al trono Austro-hungaro

El asesinato de El archiduque Francisco Fernando de Austria y de la Duquesa Sofía de Hohenberg, el 28 de junio de 1914 en Bosnia-Herzegovina (entonces parte de la Imperio Austro-Húngaro). Este hecho trajo tensiones políticas entre el imperio de Austria-Hungría y Serbia. Esto desató una cadena de acontecimientos internacionales donde se vio envuelto Rusia y las principales potencias europeas. La Guerra estalló en Europa en los próximos treinta y siete días despues del asesinato del Archiduque.

Detonante o Pretexto para la Primera Guerra Mundial

El magnicidio fue el detonante o Pretexto del estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Dado que, de resultas del asesinato, Austria declara la guerra a Serbia, lo que desencadenó el juego de alianzas por el que Alemania apoyaría al Imperio Austrohúngaro, y Rusia, Francia y la Gran Bretaña apoyarían Serbia.

Sin embargo, la crisis del asesinato no fue la causa principal sino más bien el detonante o "Pretexto", que se produjo después de una larga serie de enfrentamientos diplomáticos entre las Grandes Potencias sobre las cuestiones europeas y coloniales en la década anterior a 1914 que había dejado una alta tensión. A su vez estos enfrentamientos diplomáticos pueden atribuirse a cambios en el equilibrio de poder en Europa desde 1870.

En el fondo de la guerra fue provocada por las tensiones sobre posesiones territoriales, como de los Balcanes donde Austria-Hungría competia con Serbia y Rusia por el territorio y la influencia en la región, lo que origino el ingreso de grandes potencias en el conflicto a través de sus diversas alianzas y tratados. El tema de las causas de, o por culpa, la Primera Guerra Mundial es uno de los más estudiados en la historia del mundo. Historiadores difieren significativamente en las interpretaciones de los eventos de la Primera Guerra Munidal o la Gran guerra.

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Fue la guerra por los imperialismos desatada en el siglo XX, que involucró a las principales potencias del mundo europeo, alcanzando sus colonias y extendiendo su radio de acción a África, al Pacífico, al Atlántico sur y al Oriente Medio. Los territorios de África y Asia, despertaron la codicia de las naciones occidentales, para sumar territorios, y buscar nuevos mercados que necesitaba el proceso de industrialización que originaba excedentes de producción, estimulando la localización de zonas para ubicar sus manufacturas, y, a la vez, conseguir materias primas.

Para involucrar a la sociedad civil en el conflicto se recurrió a crear un exacerbado espíritu nacionalista, que hiciera sentir a la patria, como el valor más preciado, para obligarlos a asumir la causa del estado, como propia.

Los imperios, como el austrohúngaro, el otomano y el ruso, habían consolidado bajo su dominio un extenso territorio, que incluía pobladores de nacionalidades diferentes, que pugnaban por preservar su identidad cultural, a través de movimientos independentistas.

En la región de los Balcanes, se hallaban Bosnia y Herzegovina, que a principios del Sigo XX, fueron incorporadas al imperio austro-húngaro, pero que conservaban su nacionalidad servia, al haber sido provincias de ese estado, antes de su conquista, primero por Turquía, y luego por el imperio austrohúngaro.

En Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, grupos independentistas servios, asesinaron al archiduque Francisco Fernando, heredero del trono del Imperio austrohúngaro, en junio de 1914. Éste se considera que fue el detonante directo del conflicto, aunque fundamentalmente la causa debe buscarse en la disputa entre las grandes potencias por el predominio político, territorial y económico.

Ante el asesinato del príncipe heredero, Viena presentó a Servia un ultimátum incondicional, tras lo cual Servia fue invadida por Austria. Los servios se vieron apoyados por Rusia y Francia, y los austríacos, por Alemania.

Gran Bretaña intentó mediar, pidiendo que se respetara a Bélgica, país neutral, pero Alemania desconoció el pedido e invadió Bélgica, con el objetivo de cercar París. Al día siguiente, 4 de agosto de 1914, el Reino Unido declaró la guerra a Alemania. Estos dos países se enfrentaron el 31 de mayo de 1916, para lograr liberarse Alemania del bloqueo impuesto por Gran Bretaña, en la batalla de Jutlandia, donde tras una lucha encarnizada, los alemanes se replegaron en sus puertos.

Paralelamente, desde los albores del siglo XX, se había iniciado una carrera armamentista, preparándose para un eventual conflicto armado, dotando a sus ejércitos de técnicas sofisticadas de combate y preparando a sus hombres con un entrenamiento militar minucioso. En los enfrentamientos cada potencia utilizó sofisticados métodos de destrucción. Los aliados usaron el bloqueo marítimo y Alemania, empleó submarinos que aniquilaban las flotas enemigas, obligando a construirse trincheras y refugios subterráneos.

El combate aéreo, contó con dirigibles y aviones, llamados zeppelines, que lanzaron bombas sobre centros poblados.

Se usaron gases tóxicos, aunque no fueron eficaces, tanques, fusiles de carga rápida y ametralladoras, que demandaron una gran inversión económica, financiadas por una pesada carga tributaria que la población debió afrontar.

Se habían formado dos grupos de alianzas entre estados, rivales entre sí. La Triple Alianza, o imperios centrales la formaban Alemania, Austria-Hungría e Italia, y la Triple Entente, o países aliados, Francia, Gran Bretaña y Rusia. En 1915, la Triple Alianza, debió soportar el alejamiento de Italia, que se unió a los aliados, a cambio del ofrecimiento de éstos, de reintegrarle los territorios de el Trentino , en los Alpes e Istria, sobre el Adriático, que estaban bajo el poder de los austrohúngaros, a pesar de que Italia los consideraba de su propiedad.

Los principales escenarios bélicos fueron el oriental, en la frontera entre los imperios ruso y austrohúngaro, y el occidental, en el norte de Francia. Por el frente occidental, como vimos, Alemania, logró penetrar en Francia, luego de invadir Bélgica, y por el oriente, inició un desplazamiento sobre Rusia. Previamente, Rusia, había logrado invadir Alemania y Austria, pero sufrió una aplastante derrota en Tannenberg. Viendo que la resolución de la guerra no era inmediata, se cambió la estrategia, dando origen a la llamada guerra de trincheras, tratando de acabar la resistencia enemiga, sin avanzar sobre su territorio pero ocasionándole las mayores pérdidas posibles.

La Triple Entente sumó a sus adeptos a Grecia y Portugal, y luego Japón con el objetivo de ocupar China, y las colonias alemanas del Pacífico. Los miembros de la Triple alianza sumaron al Imperio otomano y a Bulgaria. Con la incorporación de los turcos, Rusia vio entorpecidas sus rutas marítimas por el sur. A pesar de que la expedición de Gallípoli, intentó desbloquear la ruta, con resultado adverso, los turcos poco a poco fueron perdiendo terreno.

Los países europeos neutrales fueron España, Suiza, Holanda, Albania y los países escandinavos.

En 1917, la guerra tuvo un inesperado giro, tras el retiro de los rusos del conflicto, situación que beneficiaba a Alemania, pero su suerte cambió, con la incorporación de Estados Unidos, a la Triple Entente. Estados Unidos ya era una potencia, a partir de 1898, cuando conquistó a España, las islas Filipinas y Puerto Rico.

Con el apoyo estadounidense, que se sumó al conflicto, por la guerra submarina que había declarado Alemania, a los barcos de pasajeros, los aliados, atacaron en todos los frentes, comenzándose a principios de 1919, a negociarse la paz en París, luego de que el emperador alemán, luego del establecimiento de una República, huyera a Holanda, país neutral.

CONSECUENCIAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Demográficas

Europa se pierde unos 10 millones de personas (mujeres y niños incluidos), llevándose la peor parte los alemanes y los rusos. Una dura posguerra provoca mucha hambre. Tantos muertos no pueden ser enterrados así la putrefacción provoca múltiples enfermedades, epidemias...

Sociales

Debido a la gran baja de hombres, las mujeres aparecen en el plano social. Este hecho favoreció una nueva legislación que lentamente fueron concediendo derechos a las mujeres, entre ellos el sufragio. La población deja de emigrar a la ciudad (está muy dañada) dándose incluso un reflujo, volviendo la gente de nuevo al campo.

Económicas

La guerra sólo ha traído la destrucción de fábricas, de las comunicaciones, de casas y del campo... es decir, destrucción del tejido nervioso y económico del país. Todos los países, tanto unos como otros, están endeudados (unos con U.S.A. y otros con los Aliados). Con esta situación la única solución es recurrir a la inflación y a la devaluación. Los niveles de vida descienden aunque aparezcan nuevas clases que sean de riqueza en por la nueva situación. Para controlar todo este tema de la inflación y devaluación, los estados utilizan medidas para controlar la economía, tales controles se basan en la finalización del liberalismo económico pasando todo a un capitalismo dirigido por el Estado. El Estado se vio obligado a asumir enormes atribuciones económicas con objeto de aunar el esfuerzo de la nación hacia un solo fin ganar la guerra. Se puso en marcha una economía de guerra que ordenaba todo el sistema productivo.

Político

Significó el fin de la hegemonía del viejo mundo. Desaparecieron grandes imperios como el Segundo Reich, el austro-húngaro, ruso..etc. Dos nuevas potencias emergieron tras la contienda: Estados Unidos y el nuevo estado soviético.

La guerra trastocó todo. Se desarrolló en las líneas de fuego y en la retaguardia. Los países sufrieron unas grandes transformaciones. Por ejemplo, como consecuencia de la guerra aparece la transformación del campo, la industrialización, y, dentro de las variaciones que produce en la sociedad, la incorporación de la mujer a un papel activo (fábrica, trabajo).

TESTIMONIOS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

La guerra de trincheras o guerra de posición es una forma de hacer la guerra, en la cual los ejércitos combatientes mantienen líneas estáticas de fortificaciones cavadas en el suelo y enfrentadas. La guerra de trincheras surgió a partir de una revolución en las armas de fuego y a un incremento en su poder, sin que hubiese al mismo tiempo un aumento en la movilidad y en las comunicaciones. Hubo períodos de guerra de trincheras en la Guerra Civil Estadounidense (1861-1865) y en la guerra ruso-japonesa de 1904-1905, pero llegó a su punto máximo de brutalidad y mortalidad en el Frente Oeste de la Primera Guerra Mundial, veamos dos testimonios de soldados…

La vida cotidiana en las trincheras

«Esos tres días pasados encogidos en la tierra, sin beber ni comer: los quejidos de los heridos, luego el ataque entre los boches (alemanes) y nosotros. Después, al fin, paran las quejas; y los obuses, que nos destrozan los nervios y nos apestan, no nos dan tregua alguna, y las terribles horas que se pasan con la máscara y las gafas en el rostro, ¡los ojos lloran y se escupe sangre!, Después los oficiales que se van para siempre; noticias fúnebres que se transmiten de boca en boca en el agujero; y las órdenes dadas en voz alta a 50 metros de nosotros; todos de pie; luego el trabajo con el pico bajo las terribles balas y el horrible ta-ta-ta de las ametralladoras.»

(Carta de un soldado francés. Verdún, marzo de 1916.)

En: Prats, J., Historia del Mundo Contemporáneo, Edit. Anaya, Madrid 1996, p.60

El diario de un soldado desde el frente occidental

Viernes 25 de febrero:

El ejército de 250.000 a 300.000 hombres bajo el mando del comandante Kronprinz se precipita sobre nuestras trincheras que defienden Verdún. Hasta ahora no aparecemos. Hay que soportar el golpe sin decaer. Nuestras tropas han cedido terreno bajo la avalancha de hierro de la gran artillería y bajo la impetuosidad del ataque. Los comunicados de Berlín, muy tranquilos, dicen que las líneas francesas han sido destruidas ya sobre un frente de 10 Km. sobre una profundidad de 3 Km.

Las pérdidas son inmensas en ambos lados. Nosotros habíamos perdido 3.000 prisioneros y una gran cantidad de material. Nuestros comunicados, muy sobrios, indican que hemos debido ocupar las posiciones de repliegue, pero que nuestro frente no había sido hundido.

Miércoles 29 de marzo:

La batalla de Verdún, la más larga y la más espantosa de la historia universal, continúa. Los alemanes, con una tenacidad inaudita, con una violencia sin igual, atacan nuestras líneas que machacan y roen (…). Nuestros heroicos soldados están bien a pesar del diluvio de acero, de líquidos inflamables y de gases asfixiantes.»

Doctor Marcel Paisot, Mi Diario de Guerra, 1914-1918.

En: Prats, J., Historia del Mundo Contemporáneo, Edit. Anaya, Madrid 1996, p.60

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!