Mandalas: Significado, Mandalas Para Colorear, Mandalas Para Pintar, Mandalas Para Imprimir

Mandalas

Mandala es una palabra que en sánscrito, quiere decir círculo sagrado. Algunos lo llaman 'el laberinto de los círculos'. Se utiliza en el paganismo para meditar, concentrar energía, equilibrar los desordenes, producidos por diferentes factores, que alteran y desestabilizan.

El mandala es un símbolo circular.

¿Qué es un Mandala?

Mandalas y el Ocultismo

Mándala es un término de origen sánscrito, que significa diagramas o representaciones simbólicas bastante complejas, utilizadas tanto en el budismo como en el hinduismo.

Según las religiones orientales: El mandala es considerado la mansión mística que representa el universo perfecto de Buda. El mandala es un universo totalmente purificado que se utiliza en el contexto de las prácticas meditativas, para "transformar el entorno", el hábitat o el mente. La realización de mandalas se dice que es eficaz para armonizar, estabilizar y controlar estados de crisis, ansiedad, y desequilibrios.

Exponente importante de esta manifestación del New Age es el Eneagrama, con el cual se pretende sintetizar y analizar tipos de personalidades, a través de símbolos provenientes del ocultismo, espiritismo, prácticas ocultas de adivinación y en sus técnicas el uso de símbolos ocultistas, como mandalas que occultics describen como un "círculo mágico" que representaría la totalidad de la persona y en el cual el caos psicológico supuestamente encuentra la armonía.

Una definición básica para la palabra sánscrita mandala es muy simple: quiere decir circulo, rueda o también la totalidad, etc. En tibetano se usa la expresión kilkor, kil es centro y kor la periferia. Kil se refiere a las "divinidades" centrales y kor a las "divinidades" periféricas o al entorno.

La utilización de los mandalas se remonta desde los tiempos antiguos, hay grabados en las pirámides egipcias donde muestra que utilizaban la fuerza de los mandalas para su concentración, energización del lugar, meditación profunda, para elevar el nivel de conciencia, Hay papiros que muestran la utilización de mandalas dentro de las casas para mejor la captación de energía y crear ambiente de armonía y balance, o para transmutar la energía negativa en positiva.

También se ha encontrado el uso de mandalas en las civilizaciones druidas (España).

En la civilización china, hay varias formas de mandalas, hoy son usados para "generar" abundancia y prosperidad en el trabajo o para "fortalecer" la salud.

En la actualidad, se utilizan los mandala, preparados con diferentes materiales y colores especificos, para alcanzan diferentes objetivos. En algunas ocasiones también se realizan con volúmenes (bronce o arcilla).

En ciertas tradiciones paganas fue usado para fomentar el valor ante cualquier situación. Desde tiempos remotos, los mandalas fueron utilizados por los sabios, y sacerdotes en sus meditaciones, sanaciones, en complejos rituales de diferentes culturas y regiones orientales, en el hinduismo, el tantrismo, el budismo, el lamaísmo tibetano, etc.

Su meta es fomentar la concentración de la energía en un solo punto durante la meditación.

Los mandalas tradicionales, los grandes mandalas de la tradición hindú, suelen ser imágenes enormemente complejas, que incluyen letras sánscritas y "deidades" que se quieran asimilar.

La Biblia condena fuertemente la práctica del espiritismo, los mediums, el ocultismo, los psíquicos, etc. (Levítico 20:27; Deuteronomio 18:10-13). Los horóscopos, las cartas tarot, las mandalas, la astrología, la adivinación, la quiromancia (lectura de la mano), el espiritismo, etc. entran también dentro de esta categoría. Estas prácticas están basadas en el concepto de que hay dioses, espíritus, fuerzas sobrenaturales o seres amados difuntos que pueden brindarte guía y consejo (aparte de o fuera de Dios). Sin embargo, estos “dioses”, “espíritus” o “fuerzas” son demonios o demoníaco (2 Corintios 11:14-15; Mateo 24:24; Marcos 13:22; 2 Tesalonicenses 2:9) sufriendo el eterno tormento en el infierno por haber rechazado el amor de Dios y haberse rebelado contra Él.

A veces parecen laberintos auténticos. El denominador común es el círculo (unos o varios) que rodea un núcleo interno, además puede ir acompañado de otras figuras geométricas como el cuadrado o el triángulo. Mircea Eliade, dice 'es a la vez una imagen del Universo y una teofanía'.

El anillo externo del mandala consiste en una 'barrera de fuego', que por una parte prohibe el acceso a los no iniciados, pero por otra, simboliza el conocimiento metafísico que 'quema la ignorancia'.

Jüng considera que el hombre moderno está desintegrado, separado de sí-mismo, por esto dice:

'Hoy día el símbolo geométrico del círculo ha vuelto a desempeñar un papel importante…' El círculo es un símbolo de la psique. El cuadrado es un símbolo de materia terrenal, del cuerpo y de la realidad.' 'La frecuencia con que surgen el cuadrado y el círculo no debe desdeñarse, esas formas aparecen, a veces, como si fuesen gérmenes de un nuevo crecimiento.'

Porqué los “mandalas” hindúes y budistas no pueden ser usados por católicos

Ante todo, hay que decir que forman parte del orientalismo neo-pagano y gnóstico de la Nueva Era, y que no son meras representaciones pictóricas; por el contrario, se trata de un objeto de valor sagrado para el hinduismo y el solo hecho de portarlo, implica una adhesión ilícita, de parte del católico, a la creencia oriental hindú que la sustenta. Por otro lado, el “mandala” se inscribe dentro del esoterismo, un conjunto de conocimientos, enseñanzas, tradiciones, prácticos o ritos, practicados por “iniciados”, es decir, por aquellos que “conocen” dichos conocimientos, pero cuyos postulados filosóficos y teológicos se encuentran en las antípodas del cristianismo y de las enseñanzas de la Iglesia.

Cuando se profundiza en la noción del mandala, se pone en evidencia su carácter absolutamente incompatible con los dogmas de fe de la Iglesia Católica. Como dijimos antes, el mandala no es un mero elemento decorativo, aun cuando su significado en sánscrito es “diagrama” o “dibujo”: es la representación simbólica de lugares sagrados para el budismo; podríamos decir, es como un “mapa de un templo”, para expresarlo en términos occidentales. Pero va más allá todavía, porque los dibujos –según el esoterismo hindú que fundamenta al mandala- hacen referencia a realidades espirituales profundas y complejas que trascienden las meras apariencias. En otras palabras, se puede ver en el mandala una determinada figura, pero esa figura es en realidad la expresión visible, sensible, simbólica, de una realidad espiritual gnóstica.

De esto vemos que un católico no puede, en absoluto, poseer un mandala, porque es un objeto religioso –supersticioso- que expresa una espiritualidad radicalmente contraria y por lo tanto incompatible con la Fe católica.

Para interpretar un mandala, es necesario poseer “conocimientos” esotéricos, los cuales no son otra cosa que fútiles engaños o de la soberbia humana, o del orgullo demoníaco; pero más allá de que sea artificio de la soberbia humana o engaño diabólico, lo que hace incompatible al esoterismo que sustenta a la mandala, es que se trata de conocimientos contrarios a la Sabiduría de Dios, encarnada, manifestada y revelada en Cristo, el Hombre-Dios.

Podríamos decir que la “lectura” del mandala es el equivalente gnóstico y esotérico de la oración cristiana, aunque no tiene punto de comparación con esta, puesto que la oración cristiana se dirige al Dios Verdadero, mientras que la lectura gnóstica del mandala, no. La utilización del mandala como técnica de meditación es inviable para el fiel católico, puesto que recorrer el mandala es, en la creencia esotérica budista, utilizar un instrumento sagrado para alcanzar la energía sagrada o el “poder divino”.

Hay un elemento que agrega todavía más confusión, y es la mezcla del esoterismo hindú con el cristianismo gnóstico, lo cual da como resultado la confección de mandalas con ángeles caídos, los cuales se reconocen por sus nombres – Azrael etc., e incluso hasta los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel, aunque en estos casos se trata de burdos “robos de identidad y usurpación de nombres” por parte de los ángeles caídos- y porque no hacen ninguna referencia a Jesucristo, Rey de los Ángeles, ni a la Virgen, Reina de los ángeles, además de caracterizarse por ser portadores de “energías positivas”, “ondas de bondad”, “salud”, “prosperidad”, y otras “dones” apreciados por los paganos, pero no hacen ninguna referencia a la salvación o a la condenación eterna y mucho menos a su rey, el Ángel caído, el Príncipe de las tinieblas.

Por este motivo, para un católico, que posee la Verdad Revelada en su plenitud por Jesucristo, Sabiduría de Dios, Verdad que es resguardada, interpretada y expuesta bajo la guía del Espíritu Santo, por el Magisterio de la Iglesia, recurrir al mandala, además de ser un pecado de superstición, es una soberana pérdida de tiempo, que bien tendría que ser usado para rezar el Rosario, leer la Sagrada Escritura, o las vidas de los santos.

Budismo

El budismo es una de las principales religiones del mundo, fue fundada por Gautama Sidhartha, el Buda, que vivió en el norte de la India del 560 al 480 AC. La época cuando vivió el Buda fue de cambios sociales y religiosos, marcada por el avance de la civilización aria en la llanura del Ganges, el desarrollo del comercio y de las ciudades, la ruptura de las antiguas estructuras tribales y el surgimiento de toda una gama de nuevos movimientos religiosos que responden a las exigencias de los tiempos. Estos movimientos se derivan de la tradición brahmánica del hinduismo, pero también hubieron reacciones en su contra. De las nuevas sectas, el budismo fue la más exitosa y con el tiempo se extendió por toda la India y la mayor parte de Asia.

Hoy en día es común dividir el budismo en dos ramas principales. El Teravada o "Camino de los Sabios", es el más conservador de los dos; es dominante en Sri Lanka, Birmania y Tailandia. El Mahayana, o "Gran Vehículo", es más diversa y liberal; se encuentra principalmente en Taiwán, Corea y Japón y entre los pueblos tibetanos, en el que se distingue por su énfasis en los Tantras budistas. En tiempos recientes ambas ramas, así como el budismo tibetano, han ganado seguidores en Occidente.

Es prácticamente imposible saber cual es la población budista del mundo es al día de hoy, las estadísticas son difíciles de obtener porque las personas pueden tener creencias budistas y participar en los ritos budistas manteniendo creencias populares o de otras religiones (Shintoista, confucionista, taoísta, hindú). Estas personas pueden o no llamarse ni ser contado como budistas. Sin embargo, el número de budistas en todo el mundo se estima con frecuencia entre 300 millones y 500 millones.

¿Qué es el Budismo y en Que Creen los Budistas?

El budismo es una de las religiones principales del mundo, en términos de adeptos, distribución geográfica e influencia socio-cultural. Si bien en gran parte es una religión "oriental", se esta haciendo cada vez más popular e influyente en el mundo occidental. Se trata de una religión mundial única por derecho propio, aunque tiene mucho en común con el hinduismo ya que ambos enseñan Karma (ética de causa y efecto), Maya (la naturaleza ilusoria del mundo) y samsara (el ciclo de la reencarnación). Los budistas creen que la última meta en la vida es alcanzar la "iluminación" como ellos lo perciben.

Para los budistas, los seres sintientes están atrapados en un ciclo eterno de muerte y renacimiento (samsara), caracterizado por la insatisfacción continua o sufrimiento (duka). El budismo ofrece un conjunto práctico de enseñanzas (el darma) diseñadas para ayudar a los seres sintientes a alcanzar un estado de libertad del duka. El budismo enseña que las personas reencarnan involuntaria y repetidamente en el mundo del samsara, un proceso cíclico que termina cuando una persona alcanza el Nirvana (Teravada) o la Iluminación (Mahayana), ya sea en un cuerpo humano o inmediatamente después de la muerte en su último ciclo involuntario de samsara.

Algunas escrituras budistas y algunas sectas, como la escuela Mahayana, creen que los dioses existen, pero no lo consideran conocimiento fundamental para la práctica de un individuo de las enseñanzas budistas ya que como seres encarnados, ellos también están atados a la rueda del Samsara y por lo tanto no tiene sentido a someterse a ellos. El Buda enseñó que no debemos especular acerca de lo que no podemos saber y que la especulación acerca de Dios no tiene sentido. Las prioridades de los budistas son la liberación del sufrimiento (aprendiendo a dejar de correr tras los objetos del deseo y evitar las causas de las molestias) y la experiencia directa de la verdadera naturaleza de la realidad. Muchas ramas modernas del budismo son ateos en naturaleza, creando así una paradoja de por qué se les llama una religión. Pueden considerarse filosofías de la vida. Algunas denominaciones, como la tradición Mahayana, creen en Bodhisattvas o cuasi-divinos seres cósmicos que buscan beneficiar a otros, permaneciendo en un estado de Samsara o renacimiento eterno. Se les reza a ellos, para el asesoramiento y la orientación espiritual y son venerados a menudo.

Una doctrina acordada por la mayoría de las ramas del budismo moderno es que "este mundo no es creado y gobernado por un Dios." En general, los budistas no creen en Dios

Según BuddhaNet, un importante sitio budista:

" No hay Dios todopoderoso en el budismo. No hay nadie que reparta recompensas o castigos en el supuesto Día del Juicio. El budismo no es estrictamente una religión en el contexto de ser una fe y adoración en que se debe alianza a un ser sobrenatural. "

El propio Buda rechazó la especulación metafísica como cuestión de principio y sus enseñanzas se enfocaron exclusivamente en las formas prácticas para acabar con el sufrimiento. Por otro lado, el Buda no explícitamente descarta la existencia de un Dios o dioses.

El fundador del budismo, Gautama Sidharta, nació en la realeza en la India alrededor del año 600 AC. Según cuenta la historia, vivía lujosamente, con poco contacto con el mundo exterior. Sus padres intentaron para él ponerlo a salvo de la influencia de la religión y protegido del dolor y sufrimiento. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que su refugio fuera penetrado, y tuvo visiones de un anciano, un enfermo y un cadáver. Su cuarta visión fue de un pacífico monje asceta (que niega el lujo y la comodidad). Al ver la tranquilidad del monje, decidió convertirse él mismo en un asceta. Abandonó su vida de riqueza y prosperidad para perseguir la iluminación a través de la austeridad. Él fue experto en este tipo de auto-mortificación y meditación intensa. Él fue un líder entre sus conocidos. Con el tiempo, sus esfuerzos culminaron en un gesto final. Él se "regaló" a sí mismo con un plato de arroz y luego se sentó bajo una higuera (también conocido como el árbol Bodhi) para meditar hasta que el alcanzara la "iluminación" o muriera intentándolo. A pesar de sus tribulaciones y tentaciones, a la mañana siguiente, había logrado la "iluminación". Por lo tanto, se hizo conocido como el "iluminado" o el "Buda". Tomó su nuevo logro y comenzó a enseñar a sus compañeros monjes, con quien ya había ganado gran influencia. Cinco de sus conocidos se convirtieron en los primeros de sus discípulos.

¿Qué había descubierto Gautama? La Iluminación estaba en el "camino del medio", una senda de moderación lejos de los extremos de la auto-indulgencia y la auto-mortificación. Por otra parte, descubrió lo que sería conocido como las 'Cuatro Nobles Verdades'-1) vivir es sufrir (Duka), 2) es causado por el deseo (Tana, o "apego"), 3) se puede eliminar el sufrimiento mediante la eliminación de todos los apegos y 4) esto se logra al seguir el sendero noble óctuple. El "óctuple sendero" consiste en tener una recta 1) intención, 2) vista, 3) discurso, 4) acción, 5) medios de subsistencia, 6) esfuerzo (energías correctamente directos), 7) atención (meditación) y 8) concentración (enfoque). Las enseñanzas del Buda se recogieron en el Tripitaka o tres "canastas".

Detrás de estas enseñanzas distintivas están las enseñanzas comunes con el hinduismo, es decir, el karma, la reencarnación, el maya y una tendencia a entender la realidad como panteísta en su orientación. El budismo también ofrece una elaborada teología de deidades y seres elevados. Sin embargo, como el hinduismo, el budismo puede ser difícil de definir en cuanto a su visión de Dios. Algunas corrientes del budismo podrían legítimamente ser llamadas ateas, mientras que otros se podría llamar politeístas y otros teístas, como "la tierra del budismo puro". El budismo clásico, sin embargo, tiende a permanecer en silencio sobre la realidad de un ser supremo y se considera por lo tanto ateo.

El budismo hoy en día es muy diverso. Esta más o menos dividido en dos grandes categorías el Teravada (pequeños vasos) y el Mahayana (vaso grande). El Teravada es la forma monástica, que se reserva la iluminación máxima y el nirvana para los monjes, mientras que el budismo Mahayana extiende esta meta de la iluminación a los laicos, así, es decir, a los no religiosos. Dentro de estas categorías se pueden encontrar numerosas ramas, incluyendo Tendai, Vajrayana, Nichiren, Shingon, Tierra Pura, Zen y Ryobu, entre otros. Por lo tanto es importante que los extranjeros que buscan entender el budismo no presumir de conocer todos los detalles de una determinada escuela de budismo cuando todo lo que han estudiado es budismo clásico, histórico.

El Buda nunca se consideró a sí mismo como un dios o cualquier tipo de ser divino. Más bien, él consideraba a sí mismo como un "mostrador del camino” para los demás. Sólo después de su muerte fue elevado a la condición de dios por algunos de sus seguidores, aunque no todos sus seguidores lo veían así. Con el cristianismo sin embargo, se afirma claramente en la Biblia que Jesús era el Hijo de Dios (Mateo 3:17: "Y una voz del cielo que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia con él me complazco" ") y que Él y Dios son uno (Juan 10:30). Uno no puede legítimamente considerar a sí mismo un cristiano sin profesar la fe en Jesús como Dios.

Jesús enseñó que Él es el camino, no hace sino confirmar que mostró el camino como Juan 14:6: "Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre, sino por mí.". Cuando Gautama murió, el budismo se había convertido en una influencia importante en la India, tres siglos más tarde, el budismo había abarcado la mayor parte de Asia. Las escrituras y los dichos atribuidos al Buda fueron escritos cerca de cuatrocientos años después de su muerte.

En el budismo, el pecado está en gran parte entendido que es la ignorancia. Y, mientras que el pecado se entiende como "error moral", el contexto en el que "el mal" y "bien" se entienden es amoral. El karma se entiende como el equilibrio de la naturaleza y no se hace cumplir personalmente. La naturaleza no es moral, por lo tanto, el karma no es un código moral y el pecado no es en última instancia inmoral. Por lo tanto, podemos decir, por el pensamiento budista, que nuestro error no es una cuestión moral, ya que es en última instancia un error impersonal y no una violación interpersonal. La consecuencia de este entendimiento es devastador. Para el budista, el pecado es más parecido a un paso en falso que una transgresión contra la naturaleza santa de Dios. Este entendimiento del pecado no es acorde con la conciencia moral innata de que los hombres están condenados a causa de su pecado ante un Dios santo (Romanos 1-2).

Ya que sostiene que el pecado es un error impersonal y corregible, el budismo no está de acuerdo con la doctrina de la depravación, una doctrina básica del cristianismo. La Biblia nos dice que el pecado del hombre es un problema de consecuencia eterna e infinita. En el budismo, no hay necesidad de un Salvador para rescatar a las personas de sus pecados condenatorios. Para los cristianos, Jesús es el único medio de salvación de la condenación eterna. Para el budista solo hay una vida ética y apelaciones de meditación a los seres elevados con la esperanza de tal vez lograr la iluminación y el nirvana final. Más que probablemente, uno tendrá que pasar por una serie de reencarnaciones para pagar la acumulación de su vasta deuda kármica. Para los verdaderos seguidores del budismo, la religión es una filosofía de la moral y la ética, encapsulado dentro de una vida de renuncia del mismo yo. En el budismo, la realidad es impersonal y no interrelacional, por lo tanto, no es amor. No sólo es Dios considerado como ilusorio, sino que, al disolver el pecado en un error no moral y al rechazar toda la realidad material como maya ("ilusión"), incluso nos perdemos nuestros " mismos yo". Personalidad se convierte en una ilusión.

Cuando se le preguntó cómo comenzó el mundo, quién / qué creó el universo, el Buda se dice que guardo silencio porque en el budismo no hay principio ni fin. En cambio, hay un círculo sin fin de nacimiento y muerte. Habría que preguntarse qué clase de Ser nos creó para vivir, soportar tanto dolor y sufrimiento y luego morir una y otra vez? Puede causar que uno contemple, ¿cuál es el punto?, ¿por qué molestarse? Los cristianos saben que Dios envió a su Hijo a morir por nosotros, una vez, para que no tengamos que sufrir por una eternidad. Él envió a su Hijo para darnos la certeza de que no estamos solos y que somos amados. Los cristianos sabemos que hay más en la vida además del sufrimiento y la muerte, "... pero ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien ha destruido la muerte y ha traído la vida y la inmortalidad por medio del Evangelio" (2 Timoteo 1:10).

El budismo enseña que el Nirvana es el estado más elevado del ser, un estado de ser puro y esto se consigue por medios relativos a la persona. El nirvana desafía la explicación racional y su orden lógico y por lo tanto no se puede enseñar, sólo se puede Imaginar. La enseñanza de Jesús sobre el cielo, por el contrario, fue muy específica. Él nos enseñó que nuestros cuerpos físicos mueren, pero nuestras almas ascienden para estar con Él en el cielo (Marcos 12:25). El Buda enseñó que las personas no tienen almas individuales, porque el ser individual o ego es una ilusión. Para los budistas no hay un padre misericordioso en el cielo que envió a su Hijo a morir por nuestras almas, para nuestra salvación, para proporcionar el camino para que nosotros podamos llegar a su gloria. En última instancia, es por eso que el budismo debe ser rechazado.

Crítica

Los principios fundamentales del budismo están marcados por graves defectos que no sólo delatan su incapacidad para convertirse en una religión de la humanidad ilustrada, sino también ponen en relieve su inferioridad con respecto a la religión de Jesucristo. En primer lugar, la base misma sobre la que descansa el budismo-la doctrina del karma, con sus implícitas transmigraciones-es gratuita y falsa. Esta pretendida ley de la naturaleza, por la que las miríadas de dioses, demonios, hombres y animales no son sino las formas transitorias de seres racionales esencialmente el mismo, pero obligadas a esta diversidad como consecuencia de diversos grados de mérito y demérito en vidas anteriores, es una superstición muy importante en contradicción con las leyes reconocidas de la naturaleza, y por lo tanto ignoradas por los hombres de ciencia.

Otro defecto básico en el budismo es la falta de reconocimiento de la dependencia del hombre en un Dios supremo. Al ignorar a Dios y al hacer descansar la salvación únicamente en el esfuerzo personal, el Buda sustituye a la religión brahmánica por un sistema de filosofía frío e incoloro. Se carece por completo de esos motivos poderosos para una conducta correcta, sobre todo el motivo del amor, que brotan de la consagración de los religiosos y religiosas a la dependencia de un Dios personal lleno de amor. Por eso es que la moral budista es, en un último análisis un utilitarismo egoísta. No hay sentido del deber, y mientras que en la religión de Cristo, impulsada por la reverencia a un Legislador supremo, por el amor de un Padre misericordioso, por lealtad personal a un Redentor.

El karma, la base de la moral budista, es como cualquier otra ley de la naturaleza, cuyo cumplimiento se basa en consideraciones prudenciales. Por no hablar de la popular Swarga o el cielo, con el lado positivo, incluso sensual encanta el hecho de que el Nirvana es un ideal negativo de la felicidad no significa que sea menos un objeto de deseo interesado. Lejos de ser un fin altruista, el nirvana se basa totalmente en el motivo del amor propio. Por lo tanto, se encuentra en un nivel mucho más bajo que el ideal cristiano, que, al ser primordial y esencialmente una unión de amistad con Dios en el cielo, hace un llamamiento a los motivos de amor desinteresado, así como el amor interesado.

Otro defecto fatal del budismo es su falso pesimismo. Una mente fuerte y saludable se rebela en contra de la opinión morbosa de que no vale la pena vivir la vida, que toda forma de existencia consciente es un mal. El budismo está condenado por la voz de la naturaleza cuyo tono dominante es la existencia, la esperanza y la alegría. Es una protesta en contra de la naturaleza creada por la posesión de la perfección de la vida racional.

Naturaleza Auto Desaprobatoria del Panteísmo

El panteísmo (por ejemplo, el budismo, el hinduismo, el taoísmo, et al.) se refuta a sí mismo, especialmente todas las formas que dicen que la individualidad es una ilusión causada por mi mente. Pues de acuerdo con el panteísmo, las mentes individuales son ellos mismos los aspectos de la ilusión y por lo tanto no pueden proporcionar ninguna base para explicarlo.

Si la mente es parte de la ilusión, no puede ser la base para explicar la ilusión. Por lo tanto, si el panteísmo es cierto al afirmar que mi individualidad es una ilusión, entonces el panteísmo es falso, ya que no hay base para explicar la ilusión.

El panteísmo también falla al manejar el problema del mal en forma satisfactoria. Al pronunciar que el mal es una ilusión o como algo menos que real no sólo es frustrante y vacío a los que sufren el mal, pero parece filosóficamente inadecuado. Si el mal no es real, entonces ¿cuál es el origen de la ilusión? ¿Por qué la gente lo ha experimentado durante tanto tiempo y ¿por qué parece tan real? Pese al reclamo panteísta de lo contrario, él o ella también experimenta dolor, sufrimiento y finalmente morirá. Incluso los panteístas se doblan de dolor cuando tienen apendicitis. Saltan a un lado cuando pasa un camión para no salir lastimados.

Si Dios es todo y todo es Dios, como sostienen los panteístas, entonces el mal es una ilusión y en última instancia, no hay aciertos y errores. Porque hay cuatro posibilidades en cuanto el bien y el mal en una estructura de creencias panteístas (a diferencia de la explicación verdadera del mal):

1) Si Dios es bueno, entonces el mal debe existir fuera de Dios. Pero esto es imposible, ya que Dios es todo - nada puede existir fuera de él.

2) Pero si Dios es el mal, entonces el bien debe existir al margen de Dios. Esto no es posible, puesto que Dios está en todo.

3) Dios es todo lo bueno y todo lo malo. Esto no puede ser, porque es contradictorio afirmar que el mismo ser es a la vez todo lo bueno y lo malo, todo al mismo tiempo. Además, la mayoría de los panteístas están de acuerdo en que Dios está más allá del bien y del mal. Por lo tanto Dios no es ni bueno ni malo.

4) El bien y el mal son ilusorios. Ellos no son categorías reales.

La cuarta opción es lo que la mayoría de los panteístas creen. Pero si el mal es sólo una ilusión, pues en última instancia, no hay tal cosa como pensamientos o acciones buenos y malos. Por lo tanto, ¿qué diferencia habría si alabamos a alguien o maldecimos, aconsejamos o violamos, amamos o matamos a alguien? Si no hay ninguna diferencia final moral entre esas acciones, las responsabilidades morales absolutas no existen. La crueldad y la no crueldad son en definitiva lo mismo. Un crítico aclaro con este ejemplo:

"Un día estaba hablando con un grupo de personas en las excavaciones de un joven sudafricano en Cambridge. Entre otros, estaba presente un joven indio que era de origen Sikh, pero de religión hindú. Empezó a hablar con fuerza contra el cristianismo, pero no comprendía muy bien los problemas de sus propias creencias. Así que le dije: '¿No estoy en lo correcto al decir que sobre la base de su sistema, la crueldad y la crueldad no son en última instancia iguales, que no hay diferencia intrínseca entre ellas? Él estuvo de acuerdo. El estudiante en cuya habitación nos conocimos, había comprendido claramente las implicaciones de lo que el joven Sikh había admitido, tomó su olla de agua hirviendo con la que estaba a punto de hacer el té y se quedó con el vapor encima de la cabeza del indio. El hombre levantó la vista y le preguntó qué estaba haciendo y me dijo, con una fría pero gentil finalidad, "No hay diferencia entre la crueldad y la no-crueldad. Entonces el hindú salió a la noche. "

Si los panteístas tienen la razón en que la realidad no es moral, el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, no son aplicables a lo que, a continuación, tener razón tiene tan poco sentido como estar equivocado. El fundamento de la moral es destruido. El panteísmo no toma el problema del mal en serio. Si usted no toma las distinciones entre el bien y el mal en serio, entonces es fácil decir que cualquier cosa que encuentre en este mundo es una parte de Dios. Pero, por supuesto, si usted cree que algunas cosas son realmente malas y Dios realmente bueno, entonces no se puede hablar así.

El panteísmo de "dios" es incognoscible. La propia afirmación: "Dios es incognoscible en forma intelectual", parece sin sentido o contraproducente. En efecto, si la propia alegación no puede ser entendida de una manera intelectual, entonces es contraproducente. Por lo que se afirma es que nada se puede entender acerca de Dios de una manera intelectual. Sin embargo, el panteísta espera que sepamos intelectualmente esta verdad de que Dios no puede ser entendido de una manera intelectual. En otras palabras, el panteísta parece estar haciendo una declaración acerca de Dios en el sentido de que no se pueden hacer tales declaraciones acerca de Dios. Pero ¿cómo se puede hacer una afirmación positiva acerca de Dios que dice que solo se pueden hacer afirmaciones negativas acerca de Dios? Plotino admitió que presupone el conocimiento negativo presupone cierta conciencia positiva. De lo contrario, uno no sabría qué negar.

Dado que todo lo que Dios hace es bueno, incluso aquellas cosas que parecen malas sólo aparecen de esa manera debido a un contexto o perspectiva limitada. Cuando se ve como un todo, lo que parece estar mal en última instancia, contribuye a un bien mayor.

Por ejemplo, ciertas virtudes no podría existir sin el mal: el valor, la misericordia, el perdón, la paciencia, la entrega de la comodidad, el heroísmo, la perseverancia, la fidelidad, el autocontrol, la paciencia, la sumisión y la obediencia, para nombrar unos pocos. Estas no son virtudes en abstracto, sino elementos de carácter que sólo pueden ser tenidas por almas morales. Al igual que el mal es una consecuencia de los actos de la voluntad, así lo es la virtud. Los actos de elección moral logran ambas cosas.

Que cosa buena sale de un asesinato de pasada, alguien podría preguntar, o la muerte de un adolescente por una sobredosis o la violación de una hija o un abuso infantil? La respuesta es que un bien acorde no siempre perceptible viene de las situaciones individuales, aunque Dios es ciertamente capaz de recompensar cualquier tragedia. Por el contrario, los resultados más buenos de tener un mundo en el que existe la libertad moral y la libertad moral hace que tragedias morales como estas sean posibles.

Esta observación revela un giro interesante en este problema. Si la moralidad libremente elegida sólo puede suceder en un mundo donde el mal es posible, entonces el cielo será un lugar donde no habrá crecimiento moral, donde las elecciones morales no serán posibles debido a que todos los habitantes del cielo será inmutablemente bueno. El crecimiento del alma sólo es posible y está disponible para los habitantes de un mundo caído.

Dos observaciones bíblicas dan credibilidad a esta idea. En primer lugar, al narrar los grandes héroes de la fe, el escritor de Hebreos menciona que algunos fueron rescatados por la fe, pero otros apoyados por la fe "... a fin de que pudieran obtener una mejor resurrección." (Hebreos 11:35) En segundo lugar, San Pablo le dice a San Timoteo dice que "... la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa para la vida presente y también para la vida futura." (1 Tim. 4:8)

Estos dos versículos indican que las condiciones en esta vida afectan las condiciones en la siguiente. Soportar el mal en esta vida mejora nuestra resurrección en la siguiente. La piedad en esta vida trae beneficios en la próxima. Estos beneficios no están disponibles después de esta vida o habría poca urgencia para crecer ahora, la eternidad se quedaría en el que ponerse al día.

Más profundos, buenos resultados se obtienen cuando la virtud se gana por la libre lucha moral de las almas contra el mal, en lugar de simplemente de que se les conceda como un elemento de su constitución.

Hay una buena razón por la que Dios ha permitido al hombre la libertad de elegir el mal. No entra en conflicto con Su bondad. Dios no es el autor del mal, ni su víctima indefensa. Por el contrario, precisamente por su bondad Él elige a coexistir con el mal por un tiempo, ya que su bondad puede ser todo lo más manifiesta en los que lo superan mediante la libre elección de hacer el bien y evitar el mal.

Romanos 8:28: "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, ya que, de acuerdo con su propósito, estamos llamados a ser santos".

Yo soy Budista, ¿Por qué Debería Pensar en Volverse Cristiano?

En comparación con el budismo, el Cristianismo tiene varias características distintivas que muestran que merece consideración.

En primer lugar, mientras que el cristianismo y el budismo tienen cada uno un personaje histórico central, a saber, Jesús y Buda, sólo se demuestra que Jesús haya resucitado de entre los muertos. Muchas personas en la historia han sido maestros sabios con profunda filosofía de la vida. Pero Jesús se destaca entre ellos y ha confirmado sus enseñanzas espirituales con una prueba que sólo el poder divino podría pasar. El cuerpo de las enseñanzas de Jesús se confirma por la muerte y resurrección de su cuerpo-un hecho literal que él profetizó y cumplió en sí mismo (Mateo 16:21; 20:18-19, Marcos 8:31, Lucas 9:22 1, Juan 20-21, 1 Corintios 15). Jesús merece una consideración especial.

En segundo lugar, las Escrituras cristianas son históricamente excepcionales, merecen una seria consideración. Se podría incluso decir que la historia de la Biblia es tan convincente que dudar de la Biblia es dudar de la propia historia, ya que es el libro más históricamente verificable de toda la antigüedad. El único libro que más históricamente comprobable que el Antiguo Testamento (la Biblia hebrea) es el Nuevo Testamento. Considere lo siguiente:

1) Existen más manuscritos del Nuevo Testamento que de cualquier otro de la antigüedad-5000 manuscritos griegos antiguos, 24.000 en total incluyendo otros idiomas. La multiplicidad de manuscritos permite una enorme base de investigación por la cual podemos probar los textos entre sí e identificar lo que los originales decían.

2) Los manuscritos del Nuevo Testamento están más cerca en edad de los originales que cualquier otro documento de la antigüedad. Todos los originales fueron escritos en la época de los contemporáneos (testigos), en el siglo I DC y actualmente tenemos partes de manuscrito tan antiguas como el año 125 DC. Copias completas del libro surgen en el 200 DC y el Nuevo Testamento completo se puede encontrar que data del año 250 DC. Tener todos los libros del Nuevo Testamento, inicialmente escrito dentro de los tiempos de los testigos presenciales significa que no tuvieron tiempo para caer en el mito y el folclore. Además, sus expresiones de la verdad eran respaldadas por los miembros de la Iglesia que, como testigos personales de los hechos, podrían comprobar los hechos.

3) Los documentos del Nuevo Testamento son más exactos que cualquier otro de la antigüedad. John R. Robinson en su libro "Te lo juro por Dios", informa que los documentos del Nuevo Testamento tienen el 99,9% de exactitud (más exacto de todos los libros antiguos completos). Bruce Metzger, un experto en el Nuevo Testamento griego, sugiere un modesto 99,5%. Sin embargo, ambos Testamentos el Antiguo y el Nuevo son conocidos por ser fiables al 100% por los creyentes en función del sentido de la escritura a ser entendido: espiritual o corporalmente.

En tercer lugar, la ética cristiana tiene una base más fuerte que la ética budista. La ética cristiana se funda en el carácter personal de Dios. Dios es personal y moral. Su naturaleza es buena y por lo tanto todas las acciones que se alinean con su bondad son realmente buenas. Lo que se aleja de su bondad es realmente malo. Para los budistas, sin embargo, la realidad última no se entiende como personal. Pero la moral por su naturaleza, requiere personalidad. Como ejemplo, consideremos la moralidad de una roca. Uno no culpa a una roca para ser utilizada en un asesinato, ya que no es una persona con deberes morales. Más bien, el deber moral recae en la persona que usó esa roca para el mal. El budismo carece del marco personal del deber moral. En el budismo, el karma es el marco para la moralidad. Pero el karma es impersonal. Romper una "regla" kármica no es intrínsecamente mala. No parece haber ninguna diferencia significativa entre el error (errores no morales) y el pecado (maldad moral).

Por otra parte, muchos budistas incluso afirman que las dualidades de "bueno" y "malo" en última instancia se rompen. "Bueno" y "malo" sería parte de maya, el mundo ilusorio de la realidad sensorial. Las categorías de la moral no son grandes suficiente para asignar a la realidad última y los individuos "iluminados" verán que el y el mal se diluyen en uno solo. Pero esta posición significa que la realidad última no sería "buena". No sería "mala" tampoco, pero entonces ¿qué garantía existe de que la "realidad última" es aún una actividad que vale la pena tratar de alcanzar? ¿Y qué razón habría para vivir una vida moralmente buena en comparación con una vida amoral sin tener en cuenta las distinciones morales o una vida inactiva evitando decisiones morales tanto como sea posible? Si el budismo afirma que la realidad no es en última instancia personal y las distinciones entre el bien y el mal no son reales, entonces el budismo no tiene una verdadera base para la ética. El cristianismo, por el contrario, puede apuntar en ambas cosas a la naturaleza de Dios como fundar personalmente la moralidad y proporcionar una base para distinguir el bien del mal.

En cuarto lugar, el cristianismo aprecia con razón el "deseo". La ética budista parece tener una dificultad fundamental en este punto. Sakyamuni enseñó que el tanha, "deseo" o "apego", es la raíz del sufrimiento y debe ser disuelto. Pero algunas cosas reconocidamente buenas se basan en la idea del deseo. El amor, por ejemplo, es "desear el bien de los otros" (Juan 15:13, 1 Juan 4:7-12). Ni siquiera se podía amar a menos que uno tenga un grado de apego en el deseo del bienestar de alguien más. En contraste, el cristianismo enseña que el deseo es bueno cuando está bien dirigido. Pablo exhorta a los cristianos a "desear los mejores dones" del Espíritu (1 Corintios 12:31; 14:1). En los Salmos, vemos imágenes de fieles anhelando y deseando tener comunión con Dios (Salmo 42:1-2; 84). Y, por supuesto, Dios no simplemente actúa amando, Él es amor (1 Juan 4:9, Salmo 136, Juan 3:16). Sacrificar el deseo aunque parece tirar al bebé proverbial (amor) con el agua de baño sucia (apegos que conducen al egoísmo y los sufrimientos). El apego de hecho puede traer sufrimiento en las vidas de las personas, ejemplos de los tales es el apego excesivo a los padres, la familia o los parientes (Mateo 10:37 y Lucas 14:26), el apego a los bienes materiales sin valor (Lucas 12:13-21) y el apego a las riquezas y honores (Mateo 6:21). Sin embargo, los apegos no son la raíz del sufrimiento, es más bien el uso indebido y el amor desordenado de estos bienes o personas que provocan el sufrimiento, porque, como hemos visto anteriormente, el apego y el deseo de cosas "buenas" es totalmente bueno y loable.

La quinta es la pregunta "¿Qué es lo que haces con tu pecado?" El budismo tiene al menos dos ideas de pecado. El pecado es a veces entendido como la ignorancia. Es pecaminoso si uno no ve la realidad o la comprensión como el budismo lo define. Sin embargo, en el budismo, todavía hay una idea del error moral denominada "pecado". Para hacer algo deliberadamente malo, porque romper una ley espiritual o terrenal justa, o desear cosas malas, esos serían pecados identificables. Pero, esa última definición de pecado apunta a una especie de error moral que requiere verdadera expiación. ¿De dónde puede salir la expiación? ¿Puede venir la expiación por la adhesión a los principios kármicos? El karma es impersonal y amoral. Se podría hacer buenas obras para nivelar la balanza, pero uno nunca puede deshacerse del pecado. El karma ni siquiera proporciona un contexto en que es un error moral, incluso moral. ¿A quién hemos ofendido si pecamos en privado? El karma no se preocupa de un modo u otro porque el karma no es una persona. ¿Puede venir expiación por la oración o devoción a un Bhodisattva o un Buda? Incluso si esos personajes pudieran ofrecer el perdón, parece que el pecado todavía se quedaría sin pagar. Ellos perdonarían el pecado mostrando que sea excusable, no es un gran problema.

El cristianismo, por el contrario, tiene la única vista teológico adecuada del pecado. En el cristianismo el pecado es un error moral. Desde la caída de Adán, los seres humanos han sido criaturas manchadas por el pecado original. El pecado es real. Y se establece una diferencia infinita entre el hombre y la felicidad. El pecado exige justicia. Pero no puede ser "compensado" con una cantidad igual o mayor de buenas obras sin expiación. Si alguien tiene diez veces más obras buenas que malas obras, entonces él o ella todavía tiene obras malas en su conciencia. ¿Qué pasa con estas malas obras restantes? ¿Son sólo perdonadas como si no fuera una gran cosa en primer lugar? ¿Son admitidos en la dicha? ¿Son meras ilusiones dejándolos así sin problema alguno? Ninguna de estas opciones son adecuadas…

En cuanto a la ilusión, el pecado es demasiado real para nosotros para ser explicado como una ilusión. En cuanto a nuestra condición de pecadores, cuando somos honestos con nosotros mismos, todos sabemos que hemos pecado. En cuanto al perdón, perdonar el pecado simplemente sin costo trata el pecado como si no fuera de mucha importancia, aunque sabemos que es falso. En cuanto a la felicidad, la felicidad no es muy bueno si el pecado sigue estando presente. Parece que las balanzas del karma nos deja con el pecado en nuestros corazones y la felicidad no puede tolerarnos o debe dejar de ser perfecto para que podamos entrar.

El cristianismo tiene una respuesta para el pecado. Ningún pecado queda impune o sin pagar, pero el castigo eterno ya se ha cumplido y pagado en el sacrificio personal de Cristo en la cruz por la fe y el bautismo. Dios se hizo hombre, vivió una vida perfecta y murió la muerte que nosotros merecíamos. El fue crucificado por nosotros, un sustituto por nosotros y fue una cobertura o expiación por nuestros pecados. Además, Él resucitó, demostrando que ni siquiera la muerte lo pudo conquistar. Él promete la misma resurrección a la vida eterna para todos los que ponen su fe en Él como su único Señor y Salvador (Romanos 3:1023, 6:23, 8:12, 10:9-10, Efesios 2:8-9, Filipenses 3:21).

Esto no es una "creencia fácil", donde Dios, como un portero, sólo limpia todos nuestros errores. Más bien, se trata de un compromiso de por vida en la que adquirimos un carácter nuevo y comenzamos una nueva relación con Dios mismo (Romanos 6:1, Efesios 2:1-10). Cuando una persona realmente cree que Dios es quien dice ser en la Biblia ya través de Su Iglesia, y realmente cree que Dios hizo lo que Él dice que Él hizo en la Biblia y a través de Su Iglesia y una persona pone su vida en esa creencia-esa persona es transformada. Se convierte en una nueva creación por el poder de Dios a través del bautismo (2 Corintios 5:17).

Tampoco Jesús simplemente una respuesta entre muchos otros. Todas las religiones del mundo tienen algún grado de verdad en ellos, porque el enemigo de la humanidad difícilmente podría engañar a la gente, a menos que haya algunas verdades mezcladas con mentiras, pero al final, Jesús es la única respuesta a la condición humana. La meditación, las obras, la oración- ninguna de ellas puede hacernos dignos del don infinito y eterno de los cielos a menos que cooperemos con la ley natural y cumplamos por la gracia de Dios. Ninguna de ellas puede deshacer el pecado que hemos hecho. Sólo cuando Cristo paga nuestra deuda de pecado y ponemos nuestra fe en Él podemos ser salvados de la destrucción eterna. Sólo entonces se cubre el pecado, la esperanza es asegurada, y la vida se llena de significado eterno.

Entonces, ¿qué significa esto para usted? Jesús es la realidad por excelencia! Jesús es el sacrificio perfecto por nuestros pecados. Dios nos ofrece a todos el perdón y la salvación si simplemente recibimos Su regalo para nosotros (Juan 1:12), creer que Jesús es el Salvador que dio Su vida por nosotros, sus amigos. Si pone su confianza en Jesús como su Salvador y muere en estado de gracia, usted tendrá la seguridad absoluta de la vida eterna en el Cielo. Dios perdonará sus pecados, limpiara su alma, renovara su espíritu, le dará una vida abundante en este mundo y la vida eterna en el mundo venidero. ¿Cómo se puede rechazar un regalo tan precioso? ¿Cómo podemos dar la espalda a Dios que nos amó lo suficiente para sacrificarse por nosotros?

Si no está seguro acerca de lo que cree, le invitamos a que diga la siguiente oración a Dios: "Dios, ayúdame a saber lo que es verdadero. Ayúdame a discernir lo que es error. Ayúdame a saber cuál es el camino correcto para la salvación." Dios siempre responderá a dicha oración.

Si desea recibir la fe y a Jesús como su Salvador, simplemente hable con Dios, verbalmente o en silencio, reciba el bautismo (como convertirse a la fe bíblica verdadera), obedezca a Su Iglesia y Su ley y dígale que quiere recibir el don gratuito de la salvación por medio de Jesús, nuestro Señor y Salvador. Si desea una oración para rezar, aquí hay un ejemplo: "Dios, gracias por amarme Gracias por sacrificarte por mí Gracias por brindarte por mi perdón y salvación Quiero aceptar el regalo de la salvación a través de Jesús. Deseo recibir a Jesús como mi Salvador. ¡Amén! "

Buda y Budismo

Buda, que significa “iluminado” o “el que ha despertado”, es un líder religioso de la India que vivió entre el 563 a.C. y el 486 a.C. y su nombre de nacimiento era Siddharta Gautama Sakyamuni. Fue uno de los guías de una transformación en el ámbito religioso de su época que logró traspasar las fronteras de la India hasta inspirar una de las principales religiones de nuestros tiempos: el budismo.

La palabra Buda se usa no sólo para el fundador del budismo, sino para toda persona que haya conseguido la “iluminación.” Significa “despertar” o “saber”.

Suele ser usada también para referirse a Siddhartha Gautama, también llamado a veces el Buda histórico, el fundador del budismo.

Siddharta nació en una familia acomodada de la India. Aún siendo un adolescente contrajo matrimonio con su prima Yashodhara con la cual tuvo un hijo, Rahula. El joven Siddharta quiso dejar las comodidades del palacio y salir a conocer el mundo real. Su entorno lo conmovió. Por primera vez vio la pobreza, la vejez, las enfermedades y la muerte. En una oportunidad conoció a un monje mendicante y lo sorprendió su forma de vivir, tan austera y sencilla. Él decidió tomar su ejemplo y encauzar su vida de la misma manera que ese hombre.

A los 30 años abandonó a su familia, rapó su cabeza y comenzó a deambular por el mundo sin ningún bien material que lo acompañara. En su camino aprendió dos grandes lecciones: que la meditación no lo era todo para la liberación, que se necesitaba algo más; y que era necesario buscar dentro de uno mismo la sabiduría porque hay un punto en que los maestros ya transmitieron todo lo que podían, y ahí hay que mirar el propio corazón para encontrar las respuestas.

¿Quién fue el Buda y en que Creen los Budistas?

Artículo principal: ¿Qué es el Budismo y en que Creen los Budistas?

Su fundador Siddhārtha Gautama nació dentro de la realeza en la India cerca de 600 años antes de Cristo. Según la historia, él vivió una vida de lujos y aún se casó y tuvo hijos teniendo muy poco contacto con el mundo exterior. Sus padres intentaron alejarlo de la influencia de la religión y de cualquier exposición al dolor y al sufrimiento. Sin embargo no pasó mucho tiempo, antes que su frágil refugio fuera penetrado y pudo entrever a un hombre viejo, uno enfermo y un cadáver. Su cuarta visión fue la de un pacífico monje ascético (quien se negaba al lujo y la comodidad). Viendo su apacible carácter, decidió convertirse él mismo en asceta. Abandonó su vida de riqueza e influencia y buscó la iluminación a través de la austeridad. Él era muy hábil en esta suerte de auto-mortificación e intensa meditación. Fue un líder entre sus semejantes. Eventualmente dejó que sus esfuerzos culminaran en un gesto final. Él se “consintió” a sí mismo con un plato de arroz y luego se sentó bajo una higuera (también llamada el árbol bodhi) para meditar hasta que alcanzara la “iluminación” o muriera en el intento. A pesar de su congoja y tentaciones, para la mañana siguiente, él ya había alcanzado la iluminación, por lo que fue conocido como “el iluminado” o el “Buda.” Basándose en su nuevo logro, comenzó a enseñar a sus compañeros monjes, entre quienes ya había ganado gran influencia. Cinco de sus compañeros se convirtieron en los primeros de sus discípulos.

¿Qué había descubierto Gautama? Que la iluminación yace en el “camino medio”, ni en lujosas complacencias, ni en la auto-mortificación. Más aún, él descubrió lo que sería conocido como las “Cuatro Nobles Verdades” – (1) vivir es sufrir (Dukha), (2) el sufrimiento es causado por el deseo (Tanha, o “atadura”), (3) uno puede eliminar el sufrimiento mediante la eliminación de todas las ataduras, y (4) esto se alcanza siguiendo el óctuplo noble sendero. El “óctuple sendero” consiste en tener una correcta: 1) comprensión, 2) pensamiento, 3) palabra, 4) acción, 5) ocupación, 6) esfuerzo (recanalizar los malos instintos y alimentar los buenos), 7) atención (meditación), y (8) concentración (enfoque). Las enseñanzas budistas fueron reunidas en la Tripitaka o “tres canastas.” [Win Corduan, Neighboring Faiths (IVP; 1998) :220-224].

BUDA Y BUDISMO

BudaLas transformaciones sociales ocurridas en la India durante los siglos VII y VI a.C., posibilitaron el florecimiento de nuevas ideologías, entre religiosas, entre las cuales se encuentra el budismo. Este, abandonando antiguos conceptos, hizo del propio ser humano, apartado de cualquier divinidad o ayuda exterior, la única fuente de salvación.

Budismo es el nombre dado por los occidentales al sistema Sidharta Guatama, llamado el Buda (del sánscrito buddha, Buda) o Sad-dharma (ley correcta o perfecta). Tiene por fin la realización plena la naturaleza humana y la creación de una sociedad perfecta y pacifica.

La tradición budista admite que, además de sidharta Gautama, cuyo nacimiento tuvo lugar por el año 560 a.C., otros Budas han vivido sin darse a conocer. Todo aquel que busca la iluminación, al igual que los que, después de conseguirla, se dedican a salvar al prójimo, se vuelven Bodhisattvas (Budas).

Habiendo surgido en medio de las confusiones religiosas y habiendo heredado la milenaria “sabiduría” de los Vedas y de las doctrinas del brahmanismo, el budismo es una mezcla de filosofía y espiritismo que se propone endiosar al hombre. En cambio, el centro de la verdadera religión es Cristo.

RESUMEN HISTORICO

Existen cerca de 578 biografías sobre la vida de Buda, cada una mas fantástica que la anterior. El primer texto conocido. Que trata de su vida fue escrito 400 años después de su muerte, aunque existen inscripciones budistas anteriores, en estelas de piedra.

Los textos referentes al nacimiento de Buda casi siempre envuelven este acontecimiento en una atmósfera poética y piadosa. Hijo de rey Shuddodana, Buda fue concedido en el vientre de la reina Maya durante el sueño por un pequeño elegante blanco. Sin causarle ningún sufrimiento a su madre, vino al mundo en un bosque tranquilo, cercado de flores, manantiales y arboles frutales. Nació con cuarenta dientes y diciendo: “Soy el señor del mundo”. Conocía también al nacer 74 alfabetos, inclusive el chino, y tenia ochenta y tantas señales físicas distintivas del futuro Buda. Esta es una de las leyendas sobre su nacimiento.

Por las informaciones mas comprobadas sobemos que Sidharta Gautama nació por el año 560 a. C. (556?) en Kapilavastu, capital de un pequeño reino próximo al Himalaya, en la actual frontera de Nepal. Paso su infancia y su juventud en la corte de su padre, el rey Shuddodana, rodeado de lujo principesco. Se caso, siendo todavía joven, con su prima Yassodhara, y tuvo un hijo a quien le dieron el nombre de Rahula.

Sidharta tuvo su crisis religiosa cerca de los treinta años. Todo lo que se dice de su experiencia se basa en la leyenda de los cuatro encuentros.

LA LEYENDA DE LOS CUATRO ENCUENTROS

Le había sido dicho al rey Shuddodana que si quería evitar que su hijo lo abandonase, tenia que aislarlo del mundo e impedirle ver el sufrimiento. Es un poco difícil imaginarse como habría conseguido hacer eso y educarlo para gobernar al mismo tiempo.

En todo caso, esas medidas no progresaron. Sidharta, acompaña de su escudero-cochero Xanna, dio cuatro paseos sucesivos. En el primero vio a un viejo arrugado, trémulo y apoyado en un bastón.

- ¿Que es eso? - Pregunto. - Es la vida, mi señor - respondió su escudero.

La misma cosa aconteció cuando Sidharta sé encontro con un entierro y con un enfermo cubierto de llagas.

De esa forma Sidharta conoció el dolor, la muerte y el tiempo que todo lo consume. Pero, en el cuarto paseo, se encontró con un hombre espantosamente flaco, desnudo, que solo tenia un tazón para las limosnas y, con todo, tenia la mirada serena de un vencedor. Era un monje asceta, un hombre que había vencido el dolor, la muerte y la angustia en busca del Atman (yo) y lo había puesto en contacto con el mar eterno del ser que fluye de las apariencias ilusorias.

Después de la fiesta que celebro en palacio en honor del nacimiento de su hijo, a la mañana siguiente, Sidharta beso a su mujer y a su hijo, que estaban durmiendo, y huyo conducido por su cochero. Mas adelante se cambio de ropa con un mendigo, se corto el pelo con una espada y, descalzo, se encamino al encuentro de los ascetas.

Rompió los vínculos de las ilusiones; buscaba ahora la certeza y el absoluto que le daría sentido a la vida.

LA ILUMINACION

Por el año 532 a.C., Sidharta renuncio al ascetismo. Sus cinco discípulos lo abandonaron escandalizados por verlo tomar un baño en el río y aceptar una merienda ofrecida por una joven. De acuerdo con la leyenda, Sidharta reconoció que no era la mortificación personal lo que conducía a la liberación.

Después de alimentarse, se sintió mas dispuesto a buscar la iluminación “Bhodi” y, tomando posición de yoga, se coloco bajo una higuera y se puso a meditar. Allí comienza su propiamente dicha. Siddhartha descubre lo que los budistas llaman el Camino Medio (un camino entre ambos extremos de sobre indulgencia, y la flagelación). Es entonces que luego de sentarse 49 días Siddhartha Gautama alega que logro la “iluminación,” convirtiéndose en el Buda.

Terminada la meditación de la higuera, Sidharta busco a sus cinco compañeros y les comunico su descubrimiento: Es posible anular las nuevas encarnaciones - el samsara - y escapar a los sufrimientos del mundo. Su premisa básica era: Todo vivir es sufrir. El hombre tenia que identificar los lazos que unen lo sufrimientos a la vida y tratar de eliminarlos. De ahí proceden las Cuatro verdades nobles y el Camino de los ocho pasos.

El camino de las 8 partes esta divido en tres secciones: sila, samadhi, y prajna.

I. Sila

a. Lenguaje correcto

b. Acciones correctas

c. Vivir una vida correcta

II. Samadhi

a. Esfuerzo y ejercicio correcto

b. Habilidad Mental correcta

c. Meditación

III. Prajna

a. Conocimiento correcto

b. Pensamientos correctos

Buda falleció cuando tenia ochenta años. Después de su muerte el budismo se corrompió, dando origen a diversas sectas budistas. Cada cual tiene su interpretación propia de las palabras de Buda. Algunas sectas lo divinizaron; otras alegan que él, habiendo llegado al Nirvana, ya dejo de existir...

DISEMINACION DEL BUDISMO

Los centros más importantes del budismo son: Indochina, el Tibet, Nepal, China, Japón, Corea y Ceilán. En la India existen solo unos 200.000 budistas, pues el islamismo marco su fin en su país de origen.

En Europa muchos se han adherido al budismo, mas por moda que por otra cosa. En los Estados Unidos se introdujo en forma mas seria a través de la secta japonesa zen, y tiene ahora cerca de 300.000 adeptos.

En la actualidad, debido a razones políticas, el budismo esta en franca decadencia en China y en el Tíbet. Pero en otros países asiáticos esta pasando por una fase de reavivamiento, asociándose muchas veces a movimientos nacionales. Exponentes de la cultura hindú contemporánea, tales como Gandhi, Tagore, Tegore, Nehru y Radh-Krishna, han demostrado gran simpatía por el budismo.

En Brasil, el primer grupo de budistas se formo en Río de Janeiro, en la década del 20. En 1955 fue reavivado con la introducción del budismo zen. El movimiento tomó el nombre de Sociedad budista de Brasil. Tiene un templo en Río Janeiro y cuenta con adeptos y núcleos en San Pablo y en Brasilia. Los budistas japoneses inmigrantes tienen escuelas budistas, centralizadas en San Pablo bajo diversas denominaciones.

El número de adeptos del budismo en todo el mundo sobre pasan los trescientos millones.

LA LITERATURA BUDISTA

Cada una de las numerosas sectas del budismo tiene su propia versión de sus escrituras sagradas, junto su vasto cuerpo de comentarios filosóficos y devociones, inmersos muchas veces en el mito, la leyenda y el milagro. Presentan, por consiguiente, variaciones cualitativas.

Durante unos 400 años, las enseñanzas de Buda solamente fueron transmitidas en forma oral. Gran parte de la literatura de las diferentes sectas se ha perdido. Las enseñanzas budistas mas importantes, que son la base de casi todas las otras, son las siguientes “cánones”:

Canon Theravada (Tipitaka - “Los tres cestos”) - son conservados en su totalidad. Existen también dos colecciones de esos textos en las lenguas china y tibetana. Este canon se divide en tres partes:

  1. Vinaya - “conducta”. Contiene reglas de disciplina.

  2. Dharma - “doctrina”. Son discursos doctrinales atribuidos a Buda.

  3. Abhidharma - Es la elaboración sistemática de las ideas expuestas en el Dharm.

  • Mahavastu - La gran historia.

  • Lalita-vistara - Es un relato minucioso de la vida de Buda, desde su decisión de nacer hasta su primer sermón.

Dos otros cánones son el chino-japones y el tibetano, habiendo sido traducido este ultimo a diversos idiomas. Existen mas textos dispersos, escritos en sánscrito, en manchu, en mongol y en varios dialectos del Asia central, como el tangut.

FACCIONES DEL BUDISMO

De entre las diversas facciones del budismo, las más destacadas son:

  • Hinayana (Pequeño camino): Sudoeste de Asia.

  • Mahayana (Gran camino): Japón, China, Grecia y otros lugares.

  • Vajrayana (Camino de diamante): China, Japón y otros lugares.

  • Budismo zen: Estados Unidos y otros lugares.

  • Lamaismo (Mezcla del budismo con la demonolatría tibetana): El Tíbet.

  • Tendai: Japón, Tailandia y Birmania.

  • Zenmui: Ceilán y otros países.

  • Asoka: India, China, Ceilán y otros lugares.

  • Theravada: Varios países.

DOCTRINAS

Dios - En el budismo original no existe la idea de un dios supremo que opera sobre el mundo. La idea de la divinidad, para Buda, era semejante a la de los brahmanes, con la excepción de no admitir un Dios creador (Ishvara).

El universo - El budismo difiere del hinduismo en cuanto a la concepción del universo. Las creaciones periódicas de los sistemas cósmicos son regidas por una ley eterna, y el proceso nunca tuvo comienzo y nunca tendrá fin.

Brahma - “Mas si un hombre... no deja olvidado a ente alguno del mundo que tenga forma y vida, y a todos los envuelve en sentimientos de amor, de piedad, de simpatía y de serenidad creciente, incesante y sin medida, entonces, en verdad, ese hombre conocerá el camino que lleva a la unión con Brahma.” (Buda)

Buda - Algunas sectas lo divinizaron; otras alegan que dejo de existir al llegar al Nirvana; otras afirman que sigue viniendo al mundo en diferentes y sublimes reencarnaciones. Muchas fantasías y mucho misticismo se unen a su persona. Los nombres que se le dan, muestran las distintas ideas acerca de Buda.

  • Sidharta Gautama - Sidharta, nombre propio; Guatama, nombre de la familia.

  • Shakyamuni - El sabio de la tribu de los Shakyas.

  • Bhagavat - El bienaventurado.

  • Tathágata - El perfecto que vio y partió.

  • Jina - El victorioso.

  • Buda - El iluminado, el hombre que despertó.

Mara - Es el demonio de las ilusiones, padre de tres hijas: Voluptuosidad, Codicia e Inquietud. Según el budismo, Mara lucha constantemente con el hombre, no permitiendo que este alcance el Nirvana.

Samsara - Es el círculo de los renacimientos sucesivos. Con la transmigración del alma a otros cuerpos había también una retribución. El samsara para el budismo es infinito; hasta los dioses están sujetos a esa ley. Solo llegando al Nirvana quedaría el hombre libre del Samsara.

El Karma - En las reencarnaciones, lo que una persona practica en una vida, se incorpora a la próxima. Si el individuo fue bueno, seguirá siéndolo a lo largo de las infinitas vidas; si fue malo, se irá degradando y acabara por nacer esclavo o insecto. Es la ley de “El que la hace, la paga”.

El hombre - La visión budista de la naturaleza humana enseña que el hombre en su existencia no es bueno ni malo, pudiendo volverse bueno o malo conforme a su conducta. Algunas escuelas creen que el hombre tiene tendencias innatas para el bien; otras realzan que a la naturaleza humana, con su egoísmo, su ignorancia y otros factores negativos, le es difícil o imposible hacer que el hombre venza por sus propios esfuerzos.

El Nirvana - “El discípulo que haya renunciado al placer y al deseo, y el que es rico en sabiduría, ese alcanza en este mismo mundo, la liberación de la muerte, el Nirvana, la morada eterna.”(Buda)

El Nirvana es la extinción del ser, una autoextinción en que toda idea de personalidad individual cesa, deja de existir. No habiendo, por consiguiente, nada que pueda renacer, el alma se extingue en la nada, en la felicidad eterna, en el no ser.

  • Toda la doctrina budista tiene la mira de llevar al hombre a extinguirse a sí mismo. Es el único medio de escapar a los horrores del Samsara. El hombre que consigue llegar a esa etapa, es libre. La felicidad no existe; es la liberación del dolor. ¡La liberación del dolor termina en la NADA!

  • Seria asombroso: perder tanto tiempo en la tierra con especulaciones filosóficas, religiosidad y otras cosas mas, tan solo para llegar a la nada...

El sufrimiento - “Es muy difícil penetrar con la punta de un cabello quebrado unas cien veces en un pedazo de cabello igualmente quebrado. Es más difícil aun comprender el hecho de que todo es sufrimiento. La universalidad de dolor solo se evidencia paulatinamente, a medida que el hombre adquiere una experiencia paulatinamente, a medida que le hombre adquiere una experiencia de iluminación espiritual, venciendo así la causa del sufrimiento y del flujo transmigratorio, a saber, la ignorancia, la ilusión, el sueño en que yacen la mayoría de los hombres.”(Buda)

El suicidio - El budismo no admite el suicidio, que considera inútil, ya que lleva al hombre a una nueva reencarnación, de vuelta al mundo y a los dolores. En cambio, si el hombre ya alcanzó el nirvana, el suicidio es indiferente, porque ya no existe más. En ese caso, creyendo hacer el bien, vemos monjes budistas que mueren carbonizados en protesta por alguna cosa que aflige a los hombres. Dejando de existir, reposara en la inconmensurable paz del nirvana; ¡en el no ser!

Las tres marcas - Tradicionalmente el budismo se distingue de las otras religiones por las llamadas tres marcas: impermanencia, insubstancialidad y nirvana.

La idea de la impermanencia sostiene que no existe en el mundo nada que sea eterno y perenne. La de la insubstancialidad, que los fenómenos no tienen un núcleo estable que determine su naturaleza; son meras combinaciones. La idea del nirvana ya la hemos comentado en una exposición anterior.

Las cuatro verdades nobles - Estas verdades componen, en la visión budista, la ley fundamental del universo. Son la doctrina base de todas las escuelas y sectas del budismo.

  1. Sobre el dolor: El nacimiento es dolor, la vejez es dolor, la enfermedad es dolor, la muerte es dolor, el contacto con lo desagradable es dolor, la separación de lo que es agradable es dolor, no realizar los deseos es dolor. En resumen, los componentes de la individualidad, a saber, el cuerpo, las sensaciones, las percepciones, las formaciones síquicas y la conciencia (conocimiento), son dolor.

  2. Sobre el origen del dolor: El deseo de existir es el que conduce al renacimiento, el que trae el placer y la codicia, el que busca su satisfacción; la sed de experiencia sensorial, la sed de seguir viviendo.

  3. Sobre la supresión del dolor: La extinción completa del deseo, a fin de que no haya pasión. Alejarlo de sí, renunciar a él, librarse de él y no darle lugar alguno.

  4. Sobre el camino que lleva a la supresión del dolor: El sagrado camino de ocho pasos: visiones rectas, voluntad recta, lenguaje recto, conducta recta, medios rectos de subsistencia, esfuerzo recto, recto desvelo y concentración recta.

Como podemos notar el budismo es una religión falsa. Sus doctrinas evaden los principios de dios Creador de los cielos y de la tierra, de acuerdo a la revelación dada a sus siervos a través de la Biblia.

Si creemos que Dios es universal, no podemos creer que la “iluminación” hallada por Sidharta vino de Él. Dios no se contradice. El profeta Isaías, que profetizo mas de cien años antes de que Buda naciera, ya alegraba nuestro corazón con palabras como estas:

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores... y por su llaga fuimos curados” (Isaías 53:4, 5).

El budismo es una religión y filosofía que apela a muchos. El problema con este pensamiento e idea es que el hombre como tal es un ser incapaz de salvarse por sí mismo por que es un ser débil que no tiene el control sobre la muerte, ni sobre su ambiente. El budismo como tal carece de un ser divino como salvador personal, pues se enseña que hay un gran espíritu, el cual todo el mundo que asciende al Nirvana se convierte en parte de, pero no es un dios como tal, y además este gran espíritu no tiene una relación personal contigo, es decir es un espíritu que no tiene interacción con el mundo creado.

Esto niega la razón principal del sacrificio de Jesús, pues la biblia en Juan 14:6: "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí." Nadie llegara al Padre sino es por Jesús. Por ende, ese tipo de espiritualidad donde la persona crea su espiritualidad va en contra de la palabra. Entonces, ¿que más tiene que decir la palabra sobre esta falsa religión?

Gálatas 1:6-10: "Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo."

Sea anatema cualquier hombre o ángel que nos anunciare otro camino a la salvación, lo que precisamente esta presentado el budismo. Como cualquier artimaña de Satanás, el budismo tiene verdades divinas de la Biblia, pero en su totalidad son verdades a conveniencia del practicante.

El budismo incluye también dogmas y doctrinas que son completamente en contra de lo que la biblia habla. La reencarnación, según los budistas, funciona con el karma y dependiendo del karma del persona determina si renacerás como un animal, un humano, u/o un ser sobrenatural. Igual en algunas escuelas de pensamiento budista existe lo que llana un punto intermedio entre la muerte y la reencarnación o limbo. Todas las creencias budistas en cuanto a la reencarnación son erróneas. Dios ha hecho muy claro por su palabra que el hombre ha de nacer y morir solo una vez carnalmente. Luego de la muerte está establecido que el espíritu de esa persona valla o al cielo, infierno o el purgatorio, pero no existe un limbo ni la oportunidad de reencarnar. Si la reencarnación fuera cierta el versículo en Juan 3:16: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" seria innecesario pues el hombre no necesitaría del sacrifico de Jesús para ser salvo sino que por sus propias acciones seria constituido salvo, lo cual es imposible dado a que el hombre es un ser imperfecto y pecaminoso que por sus propias acciones solo se amerita el infierno.

Karma, o la creencia de que todas tus acciones tienen una consecuencia, es un ejemplo de cómo el enemigo crea una media verdad de una verdad divina. Es cierto que todas tus acciones tendrán sus consecuencias, pero el Karma como tal es un mecanismo que se usa en cuanto a la reencarnación. Es decir las consecuencias de tus acciones ameritarían el nivel de reencarnación, si son acciones buenas un nivel mayor que el que tu estas, si son malas un nivel más bajo. Pero esto, de nuevo contradice el plan de salvación de la Biblia, pues por tus meritos sin Jesús no serás salvo.

Ahora analicemos lo que es el titulo buda. El buda es el líder espiritual de los budistas y como ya sabemos toda persona que enseñe otro camino a la salvación es un falso profeta. El buda no es un dios, pero según las creencias budistas el buda deja de ser un humano y es un ser espiritual. El buda está obligado a enseñar el camino a la iluminación, o al nirvana. El buda como requisito debe a ver experimentado nirvana, y dado a que ya hemos explicado que el Nirvana es un espíritu, también conocido como Satanás, y por ende es un siervo del enemigo. Hay una profecía en los cánones del budismo sobre el próximo buda, Maitreya Bodhisattva, que ha de ser un líder mundial-espiritual que unificara a todos los hombres de su reino. Algunas de los logros que nos permite identificar este personaje por la biblia son: el fin de la muerte, el fin de las guerras, la hambruna, y las enfermedades, y la implantación de una sociedad basada en la tolerancia y el amor.

Veamos que este buda tiene una descripción muy similar a la del anticristo, lo cual no debe sorprender a personas que sepan sobre las profecías alrededor del anticristo. El anticristo será el líder mundial que traerá una paz falsa prometiendo el fin de las guerras, el hambre, y l implantación de una sociedad unida bajo un gobierno mundial. Apocalipsis 13: 7: "Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación." Fíjese que la biblia específicamente habla que tendrá autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.

Esto prueba que definitivamente y sin duda y lugar a duda los budistas esperan al anticristo como el buda que los llevara al mundo perfecto. ¿No es el anticristo la encarnación de Satanás?

Ahora debemos hablar sobre las personas nobles, sekhas, las cuales son budistas que ha emprendido el camino a convertirse en un futuro Arahant (esto les toma 7 vidas), o un practicante espiritual que al experimentado nirvana al a ver descargado su carga. Estos incurren cuatro pasos para alcanzar el título de arahant:

  1. Sotapanna- persona que al a ver completado el camino de las 8 partes nobles, ha logrado abrir el ojo del Dharma.

  2. Sakadagami- luego de morir el Sotapanna volverá a nacer solo una vez más para convertirse en un Arahant.

  3. Anagami- Si el Sotapanna no se convierte en un Sakadagami, el Sotapanna se convierte en un Anagami o un espíritu divino que transciende las regiones humanas y no vuelve a nacer al mundo humano, si no que es parcialmente iluminado, y nace en una región espiritual.

  4. Arahant- un humano completamente iluminado que al morir no vuelve a nacer a ningún mundo y abandona el renacimiento cíclico, ende se convierte en parte del Nirvana.

¿En realidad, si vemos el contexto, que está ofreciendo el budismo? Además de la salvación, podemos observar aun otra cualidad de Lucifer. Observen este pasaje bíblico encontrado en Isaías 14:12-15: "¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo." Observen que Satanás quiso ser como Dios, y más, ser adorado como Dios. ¿Qué fue lo que le ofreció la serpiente (Lucifer)? "Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. (Génesis 3:4-5)"Seréis como Dios, ¿no es esta la misma artimaña que Satanás ha estado usando contra el hombre desde antes de que el hombre cayera?

¡Hermanos no seamos ciegos a la realidad de lo que realmente es el budismo! El budismo es una fantasía que ha confundido a millones de personas alrededor del mundo, y todo lo que proviene de sus creencias no le sirve a Dios sino a los planes del príncipe de este mundo. Reconozcamos que el budismo es una forma de ocultismo, pues ambos tienen el mismo propósito, la adoración a Satanás y el engaño de las naciones de la tierra.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!