Cultura: ¿Qué es Cultura y Diversidad Cultural? Definición, Concepto, Organizacional, Significado, Tipos

Cultura y Cultural

Cultura. Es el conjunto de todas las formas, los modelos o los patrones, explícitos o implícitos, a través de los cuales una sociedad regula el comportamiento de las personas que la conforman. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. El concepto de cultura es fundamental para las disciplinas que se encargan del estudio de la sociedad, en especial para la antropología y la sociología.

Cultural. Lo cultural hace referencia a la cultura, como creación humana, y conjunto de valores, creencias, objetos materiales, ideología, religión y costumbres en general, de una determinada sociedad.

La identidad cultural supone estar imbuido de la cultura social a la que se pertenece, considerándose un miembro del sistema.

Actividad cultural son todas las acciones que se desarrollan para crear, difundir o desarrollar la cultura. Por ejemplo, actividades en escuelas, clubes, centros religiosos, o artísticos.

Los pueblos tienen su patrimonio cultural, compuesto por sus creaciones materiales e inmateriales, reflejadas en sus valores, creencias, música, bailes, libros, cuadros, etcétera.

Cuando se habla de nivel cultural de alguna persona, se hace referencia al grado de su escolarización y de cursos paralelos, que denoten su grado de conocimiento, en lengua, matemática, ciencias, artes e idiomas.

Hay lugares que han sido calificados por la UNESCO como patrimonios culturales de la humanidad, por ejemplo en Argentina, El Camino de las Estancias Jesuíticas y la Manzana de la Compañía de la Jesús, ambas ubicadas en la ciudad de Córdoba. En Perú tiene ese carácter la ciudad de Cusco. En Bolivia, la ciudad de Sucre.

El legado cultural, son los productos de la creación humana que se transfieren de una generación a otra. Por ejemplo, los romanos dejaron su genialidad jurídica, cuyo broche de oro fue el Corpus Iuris Civilis del emperador Justiniano, como legado legal a muchos códigos civiles modernos. La filosofía ateniense, con exponentes como Sócrates, Platón y Aristóteles, es un legado, como parte de una herencia, transmitida a generaciones futuras, hoy ampliamente vigente.

Definiciones:

  1. Sinónimo de cultivo.

  2. Conjunto de los conocimientos que permiten desarrollar un juicio crítico.

  3. Conjunto de los modos de vida y costumbres, así como de los conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico,industrial, en una determinada época, grupo social, etc.

Según Grahame Clark la cultura es un modo de comportamiento aprendido, heredado en virtud de la pertenencia a un determinado grupo social. Según esto cualquier grupo humano, animal, insectos, aves o monos, tienen cultura, ya que siguen comportamientos comunes y usan señales comprensibles por todos y aprendidas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ha propuesto un plan de protección de los bienes culturales del mundo, a través de la "Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural", aprobado en 1972. Presenta una lista de bienes que pertenecen al Patrimonio Mundial, más conocido como Patrimonio de la humanidad.

Conceptos:

El término cultura, proveniente del latín, corresponde al cultivo del conocimiento y la razón, por ende, se entiende que una persona es culta cuando posee una gran cantidad de saberes intelectuales. Así, la cultura se opone a la ignorancia, y se considera que en el debate de un tema específico el individuo culto tiene una opinión más valiosa o justificada que el individuo que es ignorante respecto de lo que se está debatiendo. Por ejemplo: "Conozco de un pueblo de mucha cultura"; "Mi padre es un hombre muy culto"; "Hay países más cultos que otros". Según este significado, es que se asocia el concepto de cultura al progreso y al modo de vida civilizado.

La palabra cultura, tiene además una segunda acepción, la cual significa y se compone del conjunto de saberes, características, costumbres, expresiones artísticas, y orígenes, de un grupo de personas o una época histórica. Por ejemplo: "la cultura egipcia ha tomado gran importancia en la historia debido a su arquitectura, entre otros motivos"; o "Es muy interesante la cultura maya". Existen culturas distintas, con sus debidas particularidades, y ubicadas en un contexto histórico y geográfico. De esta forma, dentro de la cultura de un determinado grupo de individuos se halla todo lo que éstos hacen y no hacen, lo que saben y lo que no saben, y el resultado de todo ello.

La cultura de compone de todos los elementos de una sociedad, tanto explícitos, como implícitos; que determinan un estereotipo de comportamiento de esa sociedad. Toda sociedad tiene una cultura, esto es algo inevitable; y toda cultura necesita para ser considerada como tal, el ser manifestada por una sociedad.

El término cultura ha variado a lo largo de la historia, y adquiriendo distintas definiciones. Podemos clasificar a la cultura en varias clases, como por ejemplo, según su desarrollo intelectual: cultura primitiva, cultura civilizada, cultura pre-alfabeta, y cultura alfabeta.

¿Qué es Cultura y Diversidad Cultural?

Cultura

La cultura es el conjunto de formas y expresiones que caracterizarán en el tiempo a una sociedad determinada. Por el conjunto de formas y expresiones se entiende e incluye a las costumbres, creencias, prácticas comunes, reglas, normas, códigos, vestimenta, religión, rituales y maneras de ser que predominan en el común de la gente que la integra.

También, el mismo término sirve para denominar la educación y habilidades que dispone un individuo, personalmente y por afuera de ese todo que resulta ser la cultura.

Por ejemplo y para ilustrar con un ejemplo esto que comentamos más arriba, el festejo absurdo que se sucede tras la obtención de un campeonato de fútbol, suele ser uno de los rituales más observados en varias culturas latinas y europeas.

La variedad de culturas, así como el variado universo de formas y expresiones que estas suponen, es materia de estudio principalmente de disciplinas como la sociología y la antropología.

Respecto del origen de la palabra y como consecuencia también de la utilización que se le dará al término, más o menos, se remonta a la Edad Media, cuando se lo usaba para referirse al cultivo de la tierra y el ganado, ya que proviene del latín cultus que significa cuidado del campo y del ganado, en tanto, cuando se esté ya en el siglo XVIII o Siglo de las "Luces" como también se lo conoce a este, en el cual nacerá en muchos una profunda vocación por el cultivo del pensamiento, inmediatamente el término mutará hacia el sentido figurado de cultivar el espíritu.

La cultura puede ser de acuerdo a su clasificación tópica, histórica, mental, simbólica, estructural, universal, total, particular, primitiva, desarrollada, alfabeta, analfabeta, racional e ideal, entre otras y está compuesta por elementos concretos o materiales como ser: alimentos, moda, fiestas, arte, construcciones arquitectónicas y monumentos y por otros, los simbólicos o espirituales, entre los que se cuentan los valores, las creencias, las normas, el arte y el lenguaje, siendo a partir y gracias a estos que podremos diferenciar o bien reconocer una cultura respecto de otra.

No todas las culturas son buenas.

Diversidad cultural

La palabra diversidad es un término que permite referir la diferencia, la variedad, la desemejanza y la abundancia de cosas distintas. Y cultural es un término que nos permite referir a todo aquello que es propio o relativo a la cultura.

Entonces, el concepto diversidad cultural da cuenta de la convivencia e interacción que existe efectiva y satisfactoriamente entre distintas culturas. La existencia de diferentes culturas está considerada como un patrimonio importantísimo de la humanidad, ya que tal cuestión, sin dudas, contribuye a fomentar y expandir el conocimiento y también valores como el respeto y la tolerancia, porque el hecho de respetar y tolerar al otro que vive al lado nuestro aunque no manifieste las mismas creencias y bagaje cultural, resultará siempre un paso adelante en cuanto personas.

Sin embargo, no debe ser tolerada:

Papa León XIII, Inmortale Dei, (# 34), 1 de noviembre de 1885: "Así Gregorio XVI, en su Carta Encíclica que comienza Mirari Vos, del 15 de Agosto de 1832 condena en gravísimos términos lo que entonces ya se propalaba: que en materia de culto divino no había necesidad de escoger, que cada cual es libre de opinar sobre la religión lo que le plazca, que el juez de cada uno es únicamente su propia conciencia, que, además, cada cual puede publicar lo que se le antoje y que igualmente es lícito maquinar cambios políticos."

Papa Gregorio XVI, Mirari vos (# 15), 15 de agosto de 1832: "Debemos también tratar en este lugar de la libertad de imprenta, nunca suficientemente condenada, si por tal se entiende el derecho de dar a la luz pública toda clase de escritos; libertad, por muchos deseada y promovida. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar qué monstruos de doctrina, o mejor dicho, qué sinnúmero de errores nos rodea, diseminándose por todas partes, en innumerables libros, folletos y artículos que, si son insignificantes por su extensión, no lo son ciertamente por la malicia que encierran."

Papa León XIII, Libertas, (# 42), 20 de junio de 1888: "De lo dicho se sigue que no es lícito de ninguna manera pedir, defender, conceder la libertad de pensamiento, de prensa, de enseñanza, ni tampoco la de cultos, como otros tantos derechos correspondientes al hombre por naturaleza."

Papa León XIII, Libertas, # 21-23, 20 de junio de 1888: "Veda, pues, la justicia, y védalo también la razón, que el Estado sea ateo, o lo que viene a parar en el ateísmo, que se haya de igual modo con respecto a las varias que llaman religiones, y conceda a todas promiscuamente iguales derechos. Siendo, pues, necesario al Estado profesar una religión, ha de profesar la única verdadera, la cual sin dificultad se conoce, singularmente en los pueblos católicos, puesto que en ella aparecen como sellados los caracteres de la verdad. (…) Hay derecho para propagar en la sociedad libre y prudentemente lo verdadero y lo honesto para que se extienda al mayor número posible su beneficio; pero en cuanto a las opiniones falsas, pestilencia la más mortífera del entendimiento, y en cuanto a los vicios, que corrompen el alma y las costumbres, es justo que la pública autoridad los cohíba con diligencia para que no vayan cundiendo insensiblemente en daño de la misma sociedad."

Por otra parte, la diversidad cultural propone el respeto no solamente por parte de nuestros vecinos o de quienes rodean y no piensan igual a nosotros sino que también implica el respeto por parte de las autoridades que tienen el poder en la comunidad en la cual habitamos, por supuesto, en caso que la autoridad se muestre coercitiva contra quienes se expresan en contra de sus ideas nos encontraremos ante un claro contexto de falta de libertad de expresión, lo que popularmente se denomina como dictadura.

Sin embargo, como anteriormente, no todas las ideas deben ser toleradas.

Pero la autoridad además de respetar las ideas de una determinada buena cultura deberá darle a las diferentes culturas que integran su comunidad las garantías necesarias para su supervivencia, ya que es una situación frecuente que una cultura se vea amenazada por el avance de otra que cuenta con una vocación hegemónica, entonces, la autoridad o gobierno debe intervenir para proteger a la cultura más débil y evitar por sobre todas las cosas que la misma desaparezca, despareciendo por tanto la diversidad cultural.

Importancia de la diversidad cultural

Cada pueblo presenta características propias como idioma, religión, rito, cultura, alimentación, vestido, actividades cotidianas y costumbres.

El tipo de vestido y alimentación, así como los cultivos, el ganado que se cría, la variedad de platillos y vestidos típicos están determinados por la región geográfica.

Las costumbres, la forma de expresar su música y sus bailes, la forma de construir sus casas, también constituyen los rasgos de una amplia diversidad cultural y social.

La religión* (especialmente la Religión Católica), el lenguaje y las tradiciones culturales son los rasgos más sobresalientes de la diversidad cultural.

Todo ese conjunto de rasgos distintivos que caracteriza a una sociedad o grupo social representa modos de vida diversos y son la fuente de la riqueza cultural mundial.

* La Iglesia Católica enseña que los Estados deben prohibir la profesión y propagación pública de las religiones falsas que conducen las almas al Infierno.

San Papa Pío IX, Syllabus de Errores, #78: "Por esto es de alabar la legislación promulgada en algunas naciones católicas, en virtud de la cual los extranjeros que a ellas emigran pueden ejercer lícitamente el ejercicio público de su propio culto." – Condenado.

San Papa Pío IX, Syllabus de Errores, 8 de diciembre de 1864, #77: "En la época actual no es necesario ya que la religión católica sea considerada como la única religión del Estado, con exclusión de todos los demás cultos." – Condenado.

Atención, la idea que la religión católica no deba ser la única religión del Estado, con exclusión de todas las otras religiones, está condenada. Esto significa que la religión católica debe ser la única religión del Estado y que las otras deben ser excluidas del culto, profesión, práctica y propagación pública.

Papa Clemente V, Concilio de Viena, 1311-1312: "Es un insulto para el santo nombre y una desgracia a la fe cristiana que en ciertas partes del mundo que están sujetas a los príncipes cristianos en donde viven los Sarracenos [es decir, los seguidores del Islam, también llamados musulmanes] a veces aparte, a veces entremezclados con los cristianos, los sacerdotes sarracenos, comúnmente llamados Zabazala, en sus templos o mezquitas, en las cuales se reúnen los sarracenos para adorar al infiel Mahoma, invocan y ensalzan su nombre todos los días a ciertas horas desde un lugar elevado... Existe un lugar, más aún, en donde una vez fue enterrado cierto sarraceno a quien otros sarracenos veneran como santo. Esto conlleva un descrédito sobre nuestra fe y produce un gran escándalo para los fieles. Estas prácticas no pueden tolerarse sin desagradar la divina majestad. Por lo tanto, nosotros, con la aprobación del sagrado concejo, prohibimos estrictamente dichas prácticas en lo sucesivo en las tierras cristianas. Nosotros ordenamos sobre los príncipes católicos, uno y todos... Ellos deben de remover esta ofensa en forma conjunta de sus territorios y tener cuidado que sus súbditos la remuevan, para que puedan así alcanzar la recompensa de la felicidad eterna. Han de prohibir expresamente la invocación pública del nombre sacrílego de Mahoma... Aquellos que presumen actuar contrariamente han de ser castigados por los príncipes por su irreverencia, para que otros puedan ser refrenados de tal osadía."

La enseñanza del Concilio de Viena de que los príncipes cristianos harían valer su autoridad civil para prohibir la expresión pública de la religión falsa del Islam, nuevamente muestra que el Islam es una religión falsa que lleva a las almas al Infierno (no al Cielo) y que le disgusta a Dios.

La Iglesia Católica no obliga a los no creyentes a creer en la fe católica, puesto que la creencia (por definición) es un acto libre de la voluntad.

Papa León XIII, Immortale Dei (#36), 1 de noviembre de 1885: "También suele la Iglesia procurar con grande empeño que nadie sea obligado a abrazar la fe católica contra su voluntad, pues, como sabiamente advierte San Agustín, «nadie puede creer sino voluntariamente»."

En Quanta Cura, el Papa Pío IX condena también la idea de que a todo hombre se le debe garantizar el derecho civil a la libertad religiosa.

Papa Pío IX, Quanta Cura (# 3), 8 de diciembre de 1864: "Y como consecuencia de esta idea de la gobernación social absolutamente falsa, no dudan en consagrar AQUELLA OPINIÓN ERRÓNEA, en extremo perniciosa a la Iglesia Católica y a la salvación de las almas, llamada por Gregorio XVI, Nuestro Predecesor, de feliz memoria, locura, ESTO ES, QUE «LA LIBERTAD DE CONCIENCIAS Y DE CULTOS ES UN DERECHO PROPIO DE CADA HOMBRE, QUE TODO ESTADO BIEN CONSTITUIDO DEBE PROCLAMAR Y GARANTIZAR COMO LEY FUNDAMENTAL (…)»."

Pero el Vaticano II enseña justamente todo lo contrario:

El documento del Vaticano II, Dignitatis humanae #2: "Este Concilio Vaticano declara que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa. Esta libertad consiste en que todos los hombres han de estar inmunes de coacción, tanto por parte de individuos como de grupos sociales y de cualquier potestad humana, y esto de tal manera que, en materia religiosa, ni se obligue a nadie a obrar contra su conciencia, ni se le impida que actúe conforme a ella en privado y en público, sólo o asociado con otros, dentro de los límites debidos (…) Este derecho de la persona humana a la libertad religiosa ha de ser reconocido en el ordenamiento jurídico de la sociedad, de tal manera que llegue a convertirse en un derecho civil."

El documento del Vaticano II, Dignitatis humanae #2: "Por lo cual, el derecho a esta inmunidad permanece también en aquellos que no cumplen la obligación de buscar la verdad y de adherirse a ella, y su ejercicio, con tal de que se guarde el justo orden público, no puede ser impedido."

El Vaticano II enseña que la libertad religiosa debe ser un derecho civil, lo cual está directamente condenado por el Papa Pío IX. El Vaticano II dice también que este derecho a la libertad religiosa se aplica tanto al ámbito de expresión público como privado: y que a nadie debe impedírsele la expresión pública o la práctica de su religión. La enseñanza del Vaticano II es una herejía directa contra el magisterio infalible del Papa Pío IX y de una multitud de otros Papas. La enseñanza del Vaticano II sobre la libertad religiosa podría añadirse literalmente al Syllabus de Errores condenados por el Papa Pío IX.

¿Qué es el Concilio Vaticano II?

El Vaticano II fue un concilio que se celebró entre los años 1962 a 1965. El Vaticano II fue un falso concilio que constituyó una revolución contra los 2000 años de enseñanza y tradición católica. El Vaticano II contiene varias herejías que fueron directamente condenadas por los Papas y concilios infalibles del pasado. El Vaticano II se propuso dar a los católicos una nueva religión. En el período después del Vaticano II, se produjo cambios masivos en todo aspecto de la fe católica, incluso la implementación de una Nueva Misa.

También el Vaticano II introdujo nuevas prácticas e instauró una nueva visión con respecto a las otras religiones. La Iglesia católica no puede cambiar su enseñanza sobre las otras religiones y cómo ella considera a las otras religiones, ya que aquello son verdades de fe entregadas por Jesucristo. El Vaticano II intentó cambiar esas verdades de la Iglesia católica.

El Vaticano II fue convocado por Juan XXIII y fue solemnemente promulgado y confirmado por Pablo VI el 8 de diciembre de 1965. El Vaticano II no fue un concilio general o ecuménico de la Iglesia Católica porque fue convocado y confirmado por herejes manifiestos (Juan XXIII y Pablo VI), quienes no fueron elegibles para la elección papa. Los frutos del Vaticano II son evidentes para todos. Cualquier católico honesto que haya vivido antes del concilio y lo compara con la religión en su propia diócesis, puede atestiguar el hecho de que el Vaticano II inauguró una nueva religión.

Ha habido 260 papas válidos en la historia católica, y más de 40 antipapas (es decir, los hombres que se hicieron pasar como papas, pero no fueron elegidos verdaderamente). Ha habido más de 200 vacancias papal (períodos sin un papa). Los datos disponibles en este sitio web [http://www.santos-catolicos.com/concilio-vaticano-ii/ ] demostraran que los últimos cinco hombres que han afirmado ser papas – Benedicto XVI, Juan Pablo II, Juan Pablo I, Pablo VI y Juan XXIII, los hombres que trajeron el Vaticano II – han sido y son antipapas. Probamos que son o han sido herejes manifiestos y no verdaderos católicos. En esta sección se defiende la enseñanza católica y la enseñanza de los Papas verdaderos; expone manifiestamente a los antipapas heréticos que falsamente se hicieron pasar como líderes de la Iglesia Católica.

¿Por qué se crea la diversidad?

El aislamiento geográfico crea una determinada cultura. La vivencia de la diversidad aparece cuando se rompe el aislamiento; sin contacto entre lugares aislados solo hay una pluralidad de situaciones, cada una de las cuales contiene escasa diversidad y nadie puede concebir (y menos, aprovechar) la riqueza que supone la diversidad del conjunto de esos lugares aislados.

En los países del Tercer Mundo, la diversidad de las identidades culturales se convirtió rápidamente, en la época de la descolonización, en un argumento político a favor de la liberación e independencia de los países colonizados.

¿Qué es concepto de cultura?

Hay muchos conceptos de cultura, pero todos tienen como denominador común que es una creación humana. Su origen etimológico latino "cultus" alude al cultivo de la tierra, para luego extenderla al cultivo de todas las potencialidades del hombre y su desarrollo.

Solo el hombre produce cultura pues es capaz de crear, valorar, modificar la naturaleza, expresarse artísticamente, variar costumbres, etcétera, gracias a su capacidad racional. Todas estas manifestaciones creativas del hombre en su conjunto, conforman la cultura de una sociedad. Cada sociedad desarrolla su propia cultura en base a su propia escala de valores, leyes, arte, costumbres, vestimentas, religión, idioma, etcétera. Así diferenciamos por ejemplo la cultura oriental de la occidental. Toda sociedad tiene cultura sea avanzada o no.

Una definición mucho más amplia nos habla de cultura como todo lo que el hombre hace, sin importar si es positivo o negativo, así el delito sería parte de la cultura. Muchas veces se ha empleado la expresión cultura del delito. Otra noción más restringida nos enseña que cultura tiene una valoración positiva, y no incluye las conductas negativas, inmorales o antijurídicas.

Otra acepción de cultura referida al ser humano individual, define al hombre culto como aquel que responde a los valores sociales, y posee amplitud en el conocimiento de la época.

Cuando hablamos de cultura del progreso, nos referimos a la evolución del hombre hacia nuevos logros en los campos tecnológicos, de salud, en el arte o en las letras.

Culturas aborígenes son las que se hallaban en América Precolombina.

Cuando nos referimos a productos culturales, son las obras del hombre que se concretan en cuadros, libros, cuerpos normativos, obras musicales, etcétera.

¿Qué es definición de cultura?

El término cultura, que proviene del latín cultus, hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Su definición ha ido mutando a lo largo de la historia: desde la época del "Iluminismo", la cultura ha sido asociada a la civilización y al progreso.

CulturaEn general, la cultura es una especie de tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada. Por lo tanto, las costumbres, las prácticas, las maneras de ser, los rituales, los tipos de vestimenta y las normas de comportamiento son aspectos incluidos en la cultura.

Otra definición establece que la cultura es el conjunto de informaciones y habilidades que posee un individuo. Para la UNESCO, la cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo: a través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones.

Según el enfoque analítico que se siga, la cultura puede ser clasificada y definida de diversas maneras. Por ejemplo, hay estudiosos que han dividido a la cultura en tópica (incluye una lista de categorías), histórica (la cultura como herencia social), mental (complejo de ideas y hábitos), estructural (símbolos pautados e interrelacionados) y simbólica (significados asignados en forma arbitraria que son compartidos por una sociedad).

La cultura también puede diferenciarse según su grado de desarrollo: primitiva (aquellas culturas con escaso desarrollo técnico y que no tienden a la innovación), civilizada (se actualiza mediante la producción de nuevos elementos), pre-alfabeta (no ha incorporado la escritura) y alfabeta (utiliza tanto el lengua escrito como el oral).

Por último, cabe destacar que en las sociedades capitalistas modernas existe una industria cultural, con un mercado donde se ofrecen bienes culturales sujetos a las leyes de la oferta y la demanda de la economía.

¿Qué es definición de cultural?

El término cultural es aquel que se utiliza como adjetivo calificativo para designar a todos los hechos, eventos, situaciones, objetos o personajes que se relacionen con el marco de la cultura entendida esta en un amplio espectro. Si tenemos en cuenta que casi todas las invenciones del ser humano pueden ser consideradas culturales, el adjetivo podría ser aplicado a muchos fenómenos o elementos. Sin embargo, por lo general, se lo utiliza para hacer referencia a hechos o items entendidos como artísticos o fuera de lo común, de lo técnico y de lo cotidiano.

A diferencia de los demás seres vivos, el ser humano ha logrado desarrollar la cultura. Entendemos por cultura a todos aquellos elementos, fenómenos o situaciones que son creados o generados a partir de la inteligencia, del uso de la razón y del conocimiento que generación tras generación se pasa como herencia. La cultura no se relaciona por ejemplo con el instinto, con las necesidades orgánicas o con las sensaciones a nivel corporal si no que se vincula directamente con el uso de la razón, con los sentimientos a nivel emocional o mental, con la conciencia de que se está realizando algo por alguna razón específica.

Así, debemos considerar cultural a todos los elementos que forman parte de una cultura específica y que le dan sus rasgos más característicos. A lo largo de la historia y de la extensión del planeta podemos encontrar numerosos tipos diferentes de cultura que surgen y se desarrollan en relación con el medio que las rodea, con las vicisitudes específicas de cada época, con los intereses y necesidades de las personas que las componen. Cada cultura, cada sociedad, cada comunidad crea sus propios patrones culturales que serán luego representantes del sentir, del pensar y de la forma de entender el mundo de cada grupo de seres humanos.

Tipos de Culturas

Cultura popular

El término cultura popular hace referencia al conjunto de patrones culturales y manifestaciones artísticas y literarias creadas o consumidas preferentemente por el pueblo llano, por contraposición con una cultura académica, alta u oficial centrada en medios de expresión tradicionalmente valorados como superiores y generalmente más elitista y excluyente.

Cultura libre

La cultura libre es un movimiento social que promueve la libertad en la distribución y modificación de trabajos creativos basándose en el principio del contenido libre para distribuir o modificar trabajos y obras creativas, usando Internet así como otros medios.

Es un movimiento que se opone a las medidas restrictivas de las leyes de derechos de autor, que varios miembros del movimiento alegan que también obstaculizan la creatividad.

El movimiento de la cultura libre, con su distintivo libre intercambio de ideas, es uno con el Movimiento de software libre.

El termino "Cultura Libre" (en inglés "free culture") fue originalmente el titulo del libro del 2004 por Lawrence Lessig, uno de los padres fundadores del movimiento de la cultura libre.

Cultura de masas

Se conoce como cultura al entramado social que se crea con las costumbres, tradiciones y expresiones que desarrolla una determinada comunidad. Así como las personas son las encargadas del desarrollo de la cultura, ésta influye sobre los hombres y mujeres de la sociedad en cuestión.

La noción de masas, por otra parte, puede hacer referencia a diversas cuestiones. En este caso nos interesa el significado vinculado a una multitud o amontonamiento de gente. Las masas, en este sentido, constituyen un grupo social.

Se conoce como cultura de masas a aquellas manifestaciones culturales que, por sus características o forma de producción, pueden ser asimiladas por una gran cantidad de personas. Este tipo de cultura, de este modo, se opone a la cultura de elite (que suele estar dirigida a las clases privilegiadas).

En general, se asocia la cultura de masas a aquella producida bajo parámetros propios de una industria, con fines de lucro y dirigida a consumidores. Por eso se vale de herramientas del marketing y la publicidad para alcanzar difusión y convertirse en un producto rentable.

Es posible, por lo tanto, trazar una oposición entre la cultura de masas (cuyos productos son concebidos para alcanzar la masividad y generar ganancias) y aquella realizada de manera más artesanal y con el goce estético o espiritual como principal finalidad.

Puede indicarse que la cultura de masas intenta fijar pensamientos y símbolos en la comunidad ya que, al llegar a una gran cantidad de personas, tiene una gran influencia. Los grupos más poderosos apelan a este tipo de cultura para transmitir sus valores y perpetuar el statu quo.

Cultura ciudadana

Entre los múltiples significados del concepto de cultura, puede destacarse aquel vinculado al tejido simbólico construido por las personas que componen una comunidad. Dicha urdimbre se crea con las formas de expresión, las costumbres y los rituales compartidos por los integrantes de la sociedad en cuestión.

Ciudadano, por otra parte, es aquello vinculado con la ciudad (una zona urbana con una elevada densidad poblacional, una economía enfocada hacia lo no-agrícola y un importante desarrollo de infraestructura).

La idea de cultura ciudadana refiere a las normas y los valores compartidos por los habitantes de una localidad. En este caso, lo ciudadano se refiere sobre todo a la dimensión política de las personas, que tienen derechos y obligaciones en el marco de la sociedad en la que viven.

La cultura ciudadana engloba la protección y la promoción de estos derechos, que permiten la convivencia pacífica entre las personas y que resguardan el patrimonio común. El vínculo entre cada persona y el entorno, su conducta en los espacios públicos y su participación en la toma de decisiones respecto a los intereses comunitarios forman parte de la órbita de la cultura ciudadana.

Podría decirse que fomentar el cuidado de los parques y plazas y el respeto por las normas de tránsito son acciones que forman parte de la cultura ciudadana. Una persona que arroja residuos en la calle o que no denuncia un delito cuando es testigo directo del mismo, en cambio, evidencia falencias en su formación en cultura ciudadana ya que no cuida el bienestar comunitario.

Cultura de la legalidad

Cultura es un concepto que puede entenderse de diversas formas. El término suele referirse al entramado construido a nivel social y formado por los ritos, los usos, las tradiciones y los discursos compartidos por los integrantes de una comunidad.

La legalidad, por otra parte, es la propiedad de lo legal, es decir, de aquello que cumple con la ley y que está de acuerdo con la legislación en vigencia.

La noción de cultura de la legalidad, por lo tanto, está vinculada a los principios que las personas tienen respecto a la ley y a los organismos encargados de ejecutarla. Dichos valores se traducen en la conducta de la gente, que puede estar apegada o no a lo establecido por el orden jurídico.

En teoría, la ley debe es pareja para todos los miembros de una comunidad: sus mandatos, obligaciones y restricciones deben ser respetados por la totalidad de los ciudadanos, independientemente de su condición social o económica. Sin embargo, eso no suele ocurrir. Por otra parte, hay leyes que las personas pueden considerar como injustas, lo que incide sobre la cultura de la legalidad que debería actuar como una forma de autorregulación.

El ideal indica que la cultura de la legalidad debe desarrollarse sobre principios sólidos y que resulten aceptables para la población. Cuando el individuo advierte que el cumplimiento de la ley no es parejo o que incluso se puede violar la legislación sin consecuencias, dicha cultura se ve socavada. Se piensa, entonces, que el respeto por la legalidad no es algo tan importante para el funcionamiento de la sociedad.

Cultura general

El concepto de cultura puede comprenderse de diversas maneras. Por lo general se entiende como cultura al tejido que se crea a nivel social a partir de las diversas tradiciones y costumbres de una comunidad. Las personas que pertenecen a una cierta sociedad se expresan y se comportan de una manera que caracteriza al grupo en cuestión.

General, por otra parte, es un adjetivo que hace referencia a lo que es común a muchas cosas de distinta naturaleza, o a aquello que es frecuente o habitual. Es posible distinguir, en este sentido, entre lo general y lo particular.

Se entiende por cultura general al cúmulo de saberes que una persona dispone sobre temas variados. Quien tiene buena cultura general cuenta con conocimientos de temática diversa, sin especializarse en algún sector en específico.

Por ejemplo: "¿Cómo que no sabes a qué temperatura hierve el agua? Eso es algo de cultura general", "El Dr. Gullonetti podrá ser un gran experto en física cuántica, pero carece de cultura general para tener una conversación interesante", "Pese a que no tengo un título universitario, gracias a mi curiosidad y a mi experiencia de vida, creo que cuento con un buen nivel de cultura general".

La cultura general es el saber que permite a un individuo construir su propio criterio, analizar asuntos diversos y responder con éxito en diferentes facetas de la vida cotidiana. Dicha cultura puede construirse a partir del estudio sistematizado (en una escuela, universidad, etc.), de la educación informal (autodidacta) y de la experiencia adquirida a lo largo de los años.

Cultura organizacional

Se refiere con los términos cultura organizacional a las experiencias, creencias y valores, tanto los que respectan a cada persona como los culturales, de una determinada organización.

Los valores que se definen, proponen, promueven y respetan dentro de una organización son en realidad las creencias e ideas sobre el tipo de objetivos y el modo más adecuado en el cual los mismos deberían ser conseguidos. Todos estos valores, además constituyen y se erigen como una especie de manual o guía a la hora de moverse dentro de una determinada organización, ya que los mismos determinarán los comportamientos más apropiados que deberán observar los trabajadores de una organización en una situación particular y también en lo que respecta a la relación e interacción que deberá darse entre ellos como miembros de la misma para de este modo contribuir al desarrollo y crecimiento de la misma y no así a su destrucción o deterioro en el peor de los escenarios.

Si bien los altos ejecutivos o máximos responsables de una organización pueden decidir ellos arbitrariamente, por el poder que detentan, la cultura organizacional de la organización que dirigen, la misma no será para nada una tarea sencilla, fácil o estándar, ya que sobre ella pesarán no solamente la historia particular que ostente la organización que dirigen sino que además pesarán y mucho las decisiones que al respecto se hayan propuesto e impuesto en el pasado y que claro siguen arraigadas en la misma.

Principalmente, la cultura organizacional de una organización se caracteriza por su carácter simbólico, esto implica que la misma será intangible e imposible de tocar para cualquiera de sus miembros, sin embargo, sus manifestaciones, es decir los comportamientos si son tangibles, observables, entonces serán estos los que nos permitirán observarla, describirla, entre otras cuestiones.

Y volviendo a lo de simbólico es porque una serie de costumbres y símbolos son los que guiarán y modularán el comportamiento de quienes vienen trabajando largo y tendido en ella y también de aquellos que recién se integran a la misma y en el caso especial de estos últimos, la observación de aquellos con larga trayectoria será un poco lo que les dirá cómo actuar y responder ante determinadas situaciones que se les presenten al poco tiempo de integrarla.

Todos estos elementos simbólicos se presentan y se dan en cualquiera y en todos los niveles de una organización, es decir, desde los más altos hasta los niveles considerados más rasos y serán estos los que marcarán las identificaciones con determinados grupos y subgrupos, así como las inclusiones y las exclusiones.

Obviamente la cultura organizacional de una organización afectará directamente a cada uno de sus miembros, especialmente en lo que respecta a la selección y atracción hacia ella, esto quiere decir, que cuanto mayor sea la identificación de un miembro de la misma con la cultura que en esta se impone y promueve, menor será la tasa de rotación o abandono que se dará.

Cultura arqueológica

Una cultura arqueológica es la suma de los conjuntos de artefactos y demás elementos materiales (construcciones, restos de caminos, de canales, etc.) correspondientes a una época y un lugar (yacimiento o región) determinados. Los artefactos encontrados en yacimientos de una misma época que comparten características parecidas se reúnen en tipologías que, a su vez, se agrupan en conjuntos y todos ellos forman una cultura arqueológica.

Así, una cultura arqueológica es sólo una sistematización de los elementos materiales obtenidos durante las excavaciones, una convención de carácter artificial que sirve a los arqueólogos para ordenar los datos obtenidos en éstas.

Otras culturas

  • CULTURA TÓPICA: es la que engloba un listado de categorías o, como bien indica su nombre, tópicos tales como religión, sociedad, etc.

  • CULTURA HISTÓRICA: aquí se entiende a la cultura como una herencia social. Indica la relación que una sociedad establece con su pasado.

  • CULTURA MENTAL: se entiende a la cultura como todos aquellos hábitos o costumbres que diferencian a un individuo o un conjunto de individuos del resto. La cultura mental es propia de cada persona, y esta ligada a sus conocimientos y capacidades.

  • CULTURA ESTRUCTURAL: se entiende a la cultura como un conjunto de símbolos, valores, creencias y conductas reglamentadas y relacionados entre sí.

  • CULTURA SIMBÓLICA: la misma se conforma a partir de la significación arbitraria otorgada, comunicada y compartida por los miembros de un grupo social.

    Según su desarrollo:

    • PRIMITIVA: se caracteriza por la carencia de innovación técnica, tal como la escritura, o el desarrollo de algún tipo de economía. La cultura primitiva por sus mismas características no tiende a forma alguna de desarrollo.

    • CIVILIZADA: es aquella que a través de la creación de elementos, logra un desarrollo e innovación.

    • ANALFABETA: ésta carece de algún modo de escritura, y sólo se comunica a través del lenguaje oral.

    • ALFABETA: se define por la implementación del lenguaje escrito y oral por parte del grupo humano que la integra.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!