Historia: ¿Qué es la Historia y Prehistoria? Definición, Concepto, Significado, Historia Universal, Historia de Vida

Historia

Definición: La palabra Historia se deriva de la voz griega «iorooiu» que significa relato o narración. La Historia es una ciencia que estudia e interpreta los hechos más importantes del pasado humano examinados con base a sus vestigios. Generalmente se considera a Heródoto (484 - 425 a. C.) el padre de la Historia.

Busto de Heródoto, el llamado Padre de la Historia.

Las fuentes de la Historia para obtener su información, pueden ser de dos tipos: directas, las que se obtienen oralmente (crónicas, relatos, tradiciones, mitos, etc.) e indirectas las que se obtienen por medio de escritos(novelas, cartas, documentos, cuentos, etc.). Éstas últimas, se dividen a su vez en: iconográficas (pinturas, esculturas, cerámicas, monumentos, etc.) y restos materiales (herramientas, construcciones, armas, vestimentas, monedas, etc.).

Por otro lado, el objeto de estudio de la Historia, son los diferentes hechos que han alterado la vida del hombre desde su aparición hasta nuestros días.

Mientras que el sujeto en la Historia, serán los protagonistas; o sea, los seres humanos y las obras realizadas tanto materiales (pinturas, herramientas, etc.) como no materiales (ideas filosóficas). Se relatan los hechos que intervienen en el suceso, mostrando las leyes a que se sujetan, al superar el terreno de lo aislado y casual.

El campo de estudio de la Historia, serán todos aquellos acontecimientos que por su trascendencia en determinado tiempo y espacio, han alterado o modificado el modo de vida de alguna sociedad en cualquiera de sus aspectos: social, económico, político, religioso, etc. Lo anterior es de gran utilidad para comprender mejor nuestro contexto social actual. Concretamente el pasado humano.

Historia y Prehistoria

La Historia es la ciencia social que estudia y narra la Historia Universal, es decir, el conjunto de los acontecimientos pasados de los seres humanos.

En su acepción más estricta, la historia es sólo el período de tiempo que se inicia con la aparición de la escritura, y continúa hasta la actualidad. El tiempo anterior a la Historia es la prehistoria.

Historia es el conocimiento, estudio, interpretación, y reconstrucción de los hechos sucedidos en el pasado, inmediato o lejano. La historia sirve para comprender el presente y, en la medida de lo posible, para poder cambiar el futuro. Hay todo un método para hacer historia, no es simplemente recopilar información, sino que en todo relato, o reconstrucción histórica subyace una teoría para entender el fenómeno. Las más comunes, hoy, son el historicismo, y el materialismo histórico, que comienza a renacer.

La Prehistoria es la época que transcurre entre la aparición del primer ser humano y el descubrimiento de la escritura (3000 adC), por tanto sus límites están lejos de ser claros.

Por un lado, las primeras etapas de la Prehistoria están claramente enraizadas en la Paleontología, con el estudio de los primeros animales y humanos, su relación con nuestros los animales y todos nuestros antepasados.

Muy emparentada con la prehistoria, como disciplina, y actuando mutuamente como disciplinas auxiliares, podemos considerar la Antropología física y el estudio de los pueblos primitivos actuales, como una de las especialidades de la Etnografía.

Por otra parte, los últimos estadios de la Prehistoria, la Protohistoria, suelen incluirse tanto en el estudio de la prehistoria como en los primeros momentos de la Historia Antigua.

Definicion de Historia

La historia es la exposición, narración o desarrollo de acontecimientos pasados, meritorios de ser recordados con el objeto de perdurar a través del tiempo.

Explicación sobre el concepto de historia

Que definir ciertos términos resulta muchas veces complicado por la gran variedad que éstos incluyen.

Ya que la explicación está necesariamente relacionada con algún período de tiempo. En términos generales definimos a la palabra "historia" como una ciencia que tiene la finalidad de estudiar el pasado de la humanidad, para hacerlo utiliza como método a las Ciencias Sociales. Pero esta no es la única definición de historia; se llama con este nombre al pasado mismo.

El uso de este concepto es equivalente al cambio en el tiempo y por eso es el significado antónimo a filosofía la cual equivale al término "permanencia"; siempre podemos obtener una perspectiva histórica de cualquier campo porque simplemente el tiempo pasa irremediablemente y con él queda detrás todo lo que éste ha experimentado.

Características

En términos sencillos, la definición de historia nos dice que ésta es una ciencia que estudia el pasado del hombre; pero cuando decimos "estudia" nos referimos a que analiza los acontecimientos ocurridos, sus desarrollos, causas y consecuencias de los mismos. El conocimiento de la historia existe porque existen los historiadores quienes trabajan con diferentes ciencias auxiliares para complementar su labor; cada uno de los hechos sobre los cuales nos esta ciencia hace hincapié no son de tipo aislados, sino que están vinculados por tiempo y espacio. Sobre los mismos influyen aspectos geográficos y acontecimientos pasados, al mismo tiempo son parte de las causas que originan el desarrollo del actual presente y el futuro cercano. La definición de ciencia establece un argumento, que puede sonar subjetivo u objetivo, dependiendo cómo se lo considere, ésta afirma que el desarrollo de la humanidad actual es la consecuencia del pasado del hombre; incluso existen instituciones y costumbres del pasado que prevalecen en nuestros días. Esta ciencia es fundamental para poder entender de dónde venimos y así comprender el por qué de nuestro comportamiento, acciones e idiosincrasia; la historia nos permite la elección de un camino alternativo entre las distintas opciones que se nos presentan y que involucran nuestro futuro.

Como mencionamos previamente, la historia analiza los hechos ocurridos y nos dice que el hombre ha sido siempre el protagonista, tanto de forma individual como grupal (individuo y sociedad); éste ha cometido a lo largo de su existencia aciertos y errores. El tópico de lo "correcto e incorrecto" merece una atención más específica; la definición de historia asegura que la misma posee una utilidad además de brindar conocimiento sobre hechos pasados en un tiempo y lugar determinado; ésta se relaciona con el aprendizaje. Se supone que el individuo es un ser racional y que debe aprender de las acciones incorrectas de su pasado para no volverlas a cometer en un futuro; pero todos nosotros estamos al tanto de que este concepto no se aplica en la vida real. Y es así como nace el dicho "el hombre es el único criatura que tropieza dos veces con la misma piedra"; son pocas las sociedades y las personas que han aprendido de sus errores anteriores y nos los han vuelto a cometer. Aunque éste puede llegar a ser un factor más psicológico que historicista, se relaciona de alguna forma con el estudio de esta ciencia.

Los historiadores

La definición de historia incluye a los historiadores y esto no es de extrañar ya que sin ellos nos sería imposible conocer la totalidad de los sucesos que el hombre ha experimentado; ellos son los que estudian el pasado a través de datos recogidos de distintas fuentes: trabajos artísticos, escritos, máquinas, construcciones y herramientas, entre otras cosas. Cuanto mayor sea la calidad y cantidad de los objetos encontrados, mayor será la probabilidad de exactitud en el análisis de éstos. La investigación es una herramienta que utilizan los historiadores para que sus resultados sean correctos; la geografía, economía, antropología, sociología y filosofía también aportan su granito de arena.

Concepto de Historia

Edad MediaEl término Historia, de origen griego, hace referencia a la ciencia, enmarcada más específicamente dentro de las Ciencias Sociales, que se ocupa esencialmente del estudio del Hombre, en lo que respecta a su tiempo pasado, y el desarrollo del mismo hasta el presente. Es una rama de las ciencias sociales, que estudia al hombre como protagonista en su devenir temporal, y los acontecimientos que ha vivido en el pasado. Por medio de la Historia se han recolectado una gran cantidad de datos que nos permiten conocer las sociedades antiguas, y entender mejor de esta manera cómo llegamos a donde estamos hoy. La Historia es muy valiosa, y esto se manifiesta en el gran aporte que brinda al resto de las ciencias.

El vocablo historia es de origen griego y significa pesquisa o indagación. Si bien también se usa a veces, el término historia, para referirse a los animales, y es frecuente escuchar la expresión: la historia de los dinosaurios, por ejemplo, la diferencia esencial entre los animales y el hombre es que el ser humano a lo largo del tiempo ha modificado de tal modo la naturaleza que ya casi no hay paisaje que no esté humanizado, y en uso de su libertad ha sido generador de hechos que han cambiado el curso de lo habitual (revoluciones).

Los animales se limitan a usar sus instintos, no modifican la naturaleza y conservan sus hábitos en el tiempo. Si comparamos un perro del presente con un perro de 200 años atrás tendrá generalmente las mismas costumbres, y vivirá de manera similar. El hombre no, siempre está en la búsqueda de su destino, y por eso la historia nos muestra distintas etapas de su vida Como la esencia de la historia es el cambio, es solo el hombre el que los produce a través del tiempo. Los que se ocupan de investigar el pasado humano se llaman historiadores. El sentido del estudio de la historia es conocer el pasado para entender el presente y usar la experiencia para no repetir en el futuro los errores del pasado. La historia en resumen, se ocupa de los hechos humanos en el tiempo.

Para el mejor estudio y comprensión de la historia del hombre ha surgido una clasificación de edades históricas, cronológicamente ordenadas, cada una con sus particularidades. De esta manera se observa la existencia de dos grandes edades: Prehistoria e Historia. La primera de ellas se inicia con la aparición del primer hombre, mientras que la segunda comienza con la invención de la escritura, en el año 3000 antes de Cristo, hasta el presente, dividido a su vez en Edad Antigua (desde la escritura hasta la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476) Edad Media (desde el año 476 hasta la caída del Imperio Romano de Oriente, en el año 1453) Edad Moderna (desde el 1453 hasta la Revolución Francesa de 1789) y Edad Contemporánea (Desde el año 1789 hasta la actualidad). El período anterior a que el hombre pudiera comunicarse por escrito, se denomina Prehistoria.

La Historia se divide en las siguientes edades: Edad Antigua, Edad Media (que se subdivide en: así llamado Alta Edad Media y Baja Edad Media), Edad Moderna, Edad contemporánea.

En la vida cotidiana, también se suele utilizar la palabra "historia" con una acepción similar aunque quitando de su definición la importancia principal del hombre, por ende, se generaliza el término. Se habla de la historia de los dinosaurios, la historia de las matemáticas (que si bien contiene al hombre, no es éste el objeto), la historia de un determinado individuo (independientemente de la mucha o poca relevancia del mismo en la Historia como ciencia), entre otros numerosos ejemplos.

Generalizando el término historia, podemos decir que con esa palabra nos referimos al pasado de cualquier persona o aún de hechos o cosas, así hablamos de la historia personal de Juan o de María, donde no se relatan los hechos trascendentes que significaron hitos en los cambios sociales, sino de los hechos relevantes de esas vidas individuales, o de la historia de la medicina, o de la historia de la música, o de la historia de la lengua.

¿Qué es la Historia? Tipos, Definición, Universal, de Vida

Historia es la disciplina dentro de las ciencias sociales que estudia el pasado de la humanidad. La palabra historia deriva del griego y significa investigación o información.

Cuando hablamos de historia podemos referirnos a la misma en tanto ciencia, pero también a la historia en tanto relato de ficción, o bien, a nuestra propia historia personal. Aunque cuesta reconocer un punto de partida de la consideración de la historia como una verdadera ciencia, la mayor parte de los expertos define al griego Herodoto como el primer historiador sistemático. Para otros expertos, las descripciones de Flavio Josefo resultan de un nivel más objetivo, por lo cual se lo señala como el real fundador de la historia como ciencia. De un modo u otro, las dificultades inherentes a esta disciplina motivan grandes dificultades para la eliminación de contenidos subjetivos, por lo cual es quizá más correcto hablar de "escuelas históricas", con diversos sesgos de distinta envergadura.

La historia como ciencia está emparentada con muchas otras ciencias sociales y naturales, como la arqueología, geología, paleontología, antropología, política, filosofía y otras. A su vez, como se mencionó con anterioridad, el estudio de la historia rara vez puede ser del todo objetivo, ya que siempre se encuentra teñido por criterios y métodos que corresponden a uno o más autores y también al contexto sociohistórico en que tengan lugar. De forma que es correcto afirmar que a menudo no tienen acceso no mediado y/o transparente a nuestra historia. Del estudio de estos métodos y prácticas se ocupa la historiografía. La historiología, por otra parte, se dedica a estudiar por qué y cómo ciertos hechos y tendencias históricas ocurren en un momento y lugares dados. Estos datos son de especial interés cuando se compara la historia de distintos pueblos que coexistieron de modo sincrónico en lugares alejados y, muchas veces, sin contacto entre sí.

El papel del conocimiento de la historia consiste sin dudas en una mejor comprensión del presente, al reconocer las circunstancias, hechos, culturas y eventos que dieron lugar a los sucesos del pasado. La totalidad de esos episodios, independientemente de su magnitud, han servido para modelar el presente actual. Al decir de los historiadores, no es posible interpretar los parámetros del presente en el cual vivimos si no se comprenden los hechos de la historia. Del mismo modo, se agrega que nuestra actividad cotidiana consiste en la generación de "nueva" historia, que será analizada e interpretada por los historiadores del futuro para un mejor enfoque de la realidad venidera en un tiempo quizá no tan lejano.

Definición de Prehistoria

Tal como su nombre lo describe, la Prehistoria es el período anterior a la Historia del ser humano como el desarrollo de la escritura (elemento a partir del cual finaliza la Prehistoria), la vida en sociedades y la instauración de los primeros gobiernos.

El inicio de la Prehistoria podría señalarse cerca de los 4 miles de años a.C., con la aparición del primer ser humano. Este período histórico se cierra entonces con la invención de la escritura, evento datado hacia alrededor de 5.000 años atrás (en el 3.000 a.C.). Con el objetivo de ordenar mejor los eventos sucedidos en este período (al no contar los estudiosos con material ni documentos escritos), se han señalado tres etapas dentro de la Prehistoria, cada una de las cuales se caracterizó por contar con un nivel específico de tecnología, agricultura, caza, recolección, control del fuego, arte rupestre.

De este modo, debemos dividir a la Prehistoria en las llamadas Edades de Piedra, Bronce e Hierro de acuerdo al tipo de material con el cual se hayan hecho los instrumentos y herramientas con los que contó el hombre primitivo.

Definición de Historia Antigua

La Historia Antigua es considerada el primer período de la Historia de la Humanidad, precedida por la Prehistoria y seguida por la Edad Media. Se ha señalado tradicionalmente como comienzo de la Historia Antigua a la invención de la escritura, importantísimo hecho histórico que permitió al ser humano desarrollar una forma más avanzada de comunicación. Por su parte, la finalización de la Historia Antigua se fecha hacia el año 476 d.C. con la caída del Imperio Romano de Occidente.

A lo largo de la Historia Antigua se han desarrollado las primeras grandes civilizaciones de la Humanidad que, además de contar con la escritura, significaron una complejización de la vida urbana, la división del trabajo, el establecimiento de diferentes organizaciones sociales, la creación de las religiones y la instauración de los primeros gobiernos o Estados. Es por esto que en este período de la Historia encontramos grandes aldeas y ciudades en muchos aspectos superiores a las simples y primitivas aldeas prehistoria.

Las mencionadas características se han hecho presentes en diferentes regiones del globo en las cuales las comunidades humanas se asentaron de manera definitiva. La Historia Antigua estudia por ello las civilizaciones de la Antigua Mesopotamia ubicadas en el valle de los ríos Éufrates y Tigris (donde la civilización sumeria fue la primera en desarrollar su poder), del Antiguo Egipto, las pequeñas comunidades hebreas y fenicias, la Antigua Grecia y la Roma Antigua, quizás la más importante en cuanto a su extensión geográfica en el momento del Imperio. Finalmente, la Historia Antigua también debe incluir a aquellas civilizaciones históricas que quedan por fuera del marco geográfico conocido como el Viejo Mundo y entre ellas encontramos a la China, la India y las comunidades precolombinas en América.

El legado de la Historia Antigua es sin dudas muy rico y en muchos aspectos su influencia llega a la actualidad. Entre los fenómenos más importantes o significativos para esta época, desarrollados en este momento de la Historia, encontramos la escritura cuneiforme (primera forma de escritura humana), el desarrollo de importantes religiones (como la egipcia, la griega y la romana, la judía y la cristiana), importantes obras literarias (como la Ilíada, la Odisea, el Código de Hammurabi, la Biblia, el Libro de los Muertos entre muchas otras), la construcción de increíbles monumentos y edificaciones (como las pirámides egipcias, la Esfinge, el Partenón, el Coliseo Romano, la Puerta de Ishtar, el Palacio de Cnosos), y la creación de únicos elementos tales como la democracia, el derecho, diferentes ciencias, la filosofía, las Olimpíadas, la ingeniería, etc.

Definición de Historia Moderna

El período de la Historia conocido como Historia Moderna es aquel que se ubica entre la Edad Media y la Edad Contemporánea. Si bien su comienzo fluctúa entre dos eventos tales como la caída de Constantinopla en manos de los turcos (en el año 1453) o el descubrimiento de América por parte de los europeos (1492), su finalización es más fácilmente distinguible y se considera tradicionalmente al año de la Revolución Francesa (1789) como hito final de este período. Normalmente entonces, la Historia Moderna se ubica entre los siglos XV y XVIII.

Una de las características principales de la Historia Moderna es el paso del teocentrismo (todas aquellas teorías y razonamientos filosófico-teológicos centrados en Dios) al antropocentrismo (conjunto de ideas que ponían al ser humano como centro del Universo). Con el antropocentrismo, el hombre moderno recurrirá a los valores racionales, científicos y realistas para comprender el mundo en el que vive. Además, para muchos pensadores, la Historia Moderna significó el primer momento de completa unidad entre las civilizaciones de todo el planeta ya que los navegantes europeos llegaron a unir y conocer la mayor parte del mundo desconocido hasta el momento.

Esta situación se hará visible en profundos cambios que marcarán a este período y entre ellos debemos mencionar el avance científico que permitirá al ser humano crear nuevos instrumentos de navegación, de ingeniería y hasta de comunicación (como la imprenta), el desarrollo de teorías sobre la redondez de la Tierra y sobre el lugar de nuestro planeta en el Universo, el cuestionamiento hacia las religiones establecidas (a través de fenómenos como la Reforma o el nacimiento de nuevas religiones (heréticas) tales como el anglicanismo, el calvinismo o el protestantismo), el establecimiento del sistema económico capitalista basado en la "razón" y en el poder del individualismo y, finalmente, el desarrollo del Humanismo y del Renacimiento en el ámbito cultural (sistemas de pensamiento y artístico respectivamente que tendrán nuevos intereses y objetivos a la hora de representar el universo).

También tuvieron un importante lugar en este período los Estados nacionales que comenzaron a formarse en lugar de los reyes medievales de poder atomizado. Surgirán entonces grandes gobernantes que se caracterizaron por concentrar todo el poder y que buscaron unificar territorios, administraciones y capacidades.

Entre los personajes más significantes de la Historia Moderna debemos mencionar a Cristóbal Colón, Galileo Galilei, Carlos V, Felipe II, Luis XIV, Martín Lutero, Juan Calvino, Johannes Gutemberg, Enrique VIII, Nicolás Copérnico, Hernán Cortés, Francisco Pizarro, Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Sandro Boticelli y muchos otros.

Definición de Historia Contemporánea

La Historia Contemporánea es el período más reciente de la historia de la Humanidad, ocupando el espacio que va desde fines del siglo XVIII hasta el presente. El inicio de esta etapa histórica ha sido tradicionalmente ubicado en el año de la Revolución Francesa (1789), en el cual se da fin a la Historia Moderna. El fin del período conocido como Historia Contemporánea no es claro ya que se considera que llega hasta la actualidad, aunque para algunos pensadores el siglo XXI ha sido el comienzo de la etapa Postmoderna.

A la hora de definir el acontecer mundial desarrollado a lo largo de la Historia Contemporánea, algunos elementos sobresalen y dan marcada especificidad a este período. En este sentido, debemos mencionar el establecimiento y la consolidación de fenómenos a gran escala. Mientras que el siglo XIX se caracterizó por el fenómeno imperialista que permitió a los europeos adueñarse de todos los rincones del planeta sobre los cuales todavía no ejercían poder, durante el siglo XX se completó el proceso de globalización que hizo que todo el planeta entrara en íntima relación política, económica, social y cultural.

En la Historia Contemporánea, la población mundial alcanzó un número superior al número del total de la población mundial de todos los períodos históricos sumados, y esto puede estar íntimamente relacionado con el desarrollo de importantísimos avances tecnológicos (a partir de la Revolución Industrial), con la consolidación del sistema capitalista que dio únicas oportunidades de crecimiento y riqueza a las burguesías y con el avance de las sociedades de consumo que pudieron por primera vez en la historia alcanzar mejores niveles de vida (con los electrodomésticos, las nuevas técnicas de conservación alimentaria, con el crecimiento de los entretenimientos y la variantes culturales, etc).

Sin embargo, la Historia Contemporánea también ha significado importantes conflictos y retrocesos. Es aquí que debemos mencionar a fenómenos que mancharon con sangre y dolor a las sociedades contemporáneas, especialmente a partir del imperialismo y explotación de los países africanos a fines del siglo XIX, de los conflictos bélicos como las dos Guerras Mundiales sucedidas en la primera mitad del siglo XX y la Guerra Fría, del desarrollo de ideologías heréticas, apostasías, racistas y totalitarias como el fascismo o el nazismo, con la profundización de las diferencias sociales entre los que poseen los medios de producción y los sectores trabajadores. Finalmente, el período de la Historia Contemporánea también significó la destrucción a gran escala de la naturaleza y del medio ambiente, conflicto que hoy en día empieza a dar sus primeras señales de gravedad.

Definición de Historia Regional

La Historia Regional es una de las ramas más recientes de la Historia, desarrollada principalmente a partir de la segunda mitad del siglo XX gracias a la importantísima Escuela de Annales, escuela francesa interesada por la renovación de los métodos históricos. Tal como lo dice su nombre, la Historia Regional busca estudiar la historia de regiones particulares en vez de analizar a las grandes civilizaciones estudiadas tradicionalmente por la Historia común. En este sentido, la Historia Regional emerge como un buen complemento que da especificidad a los grandes procesos históricos.

A principios del siglo XX, la mencionada Escuela propuso estudiar la historia de la Humanidad a partir de grandes procesos sociales y económicos más que a través de fechas específicas o de la labor de grandes hombres. Sin embargo, esta corriente histórica presentaba cierto desgaste hacia mediados del siglo XX, especialmente en lo que hace al estudio específico de ciertas realidades sobre las cuales no había demasiada información ni respuestas. Es así que surge la Historia Regional como una corriente académica dentro de la misma Escuela de Annales, siempre renovadora y de avanzada.

De acuerdo a sus exponentes más importantes, la Historia Regional debía interesarse por el análisis de realidades históricas específicas a regiones de pequeño tamaño. Es por esto que a lo largo de su desarrollo, la Historia Regional produjo interesantes estudios sobre diferentes comunidades tanto de Europa como de América y otros espacios geográficos. Estos análisis podían versar sobre diversos períodos históricos, tanto de la Edad Media como de la Edad Moderna o de la Contemporánea. En algunos casos, también tuvieron que ver con eventos o situaciones específicas a esas regiones que tuvieron un importante significado en el acontecer de las mismas.

La Historia Regional también puede variar en lo que hace a su objeto de estudio y mientras algunos casos se han interesado por el análisis de las producciones culturales de determinados pueblos o comunidades, otros se abocaron a la comprensión de formas sociales o de instituciones políticas, administrativas, como también de estructuras de pensamiento.

Definición de Historia Social

Entendemos como historia social a aquella forma de representar o contar la historia que toma en cuenta todos los fenómenos sociales como parte fundamental de la elaboración del relato histórico. Así, la historia social se enfrenta o polemiza con aquellas formas tradicionales de contar el pasado en las que las gestas sólo eran llevadas a cabo por líderes políticos o militares y en las que los pueblos o las sociedades tenían poco y ningún valor en el quehacer histórico. La historia social es una rama de la historia bastante reciente si se tiene en cuenta que el hombre desde siempre ha contado el pasado y que esta forma de hacerlo surge recién a mitad del siglo XIX para consolidarse a principios del siglo XX con la famosa Escuela de Annales francesa.

La historia social es quizás una de las formas más novedosas de representar los hechos del pasado si tenemos en cuenta que desde la Antigüedad la historia siempre se elaboró a partir de anécdotas específicas que se basaban en la acción de grandes líderes militares, políticos o religiosos. Para la historia social, tal como lo dice su nombre, la razón de todos los cambios, o el espacio donde esos cambios y sucesos históricos se llevan a cabo no es otra que la misma sociedad. Así, para la historia social es más interesante prestar atención a los cambios sociales que una comunidad puede mostrar a lo largo del tiempo y que pueden desembocar en grandes sucesos o fenómenos históricos.

La diferencia central también es reconocer que los cambios sociales son mucho más progresivos y de mayor plazo, por lo cual sus efectos o sus resultados son mucho menos visibles que las simples anécdotas que pueden ser reconocidas y datadas con exactitud. La historia social es el producto de cambios de mentalidades, de formas de entender el mundo, de descontentos y malestares acumulados por mucho tiempo, de presiones, de temor.

Un claro ejemplo de esto sería ver la Revolución Francesa de acuerdo a los ojos de la historia social. Para ella, la Revolución no fue llevada a cabo por nadie más que por el pueblo francés que venía acumulando malestar y molestia por muchos eventos históricos (la escasa participación política, las cosechas perdidas, el enriquecimiento de la aristocracia, los altos impuestos). Es imposible comprender este y muchos otros eventos históricos como fenómenos no sociales o fenómenos resultantes de la decisión de una sola persona o de un líder político y militar.

Definición de Historia Universal

Antes de proceder a analizar por completo el término que nos ocupa es interesante que establezcamos el origen etimológico del mismo. Así, lo primero que podemos determinar es que está conformado por dos palabras que proceden de antiguas lenguas.

En concreto, el vocablo historia emana del griego y más exactamente de la palabra oida que puede traducirse como "yo sé". A su vez aquella derivaría en otras tales como oistor que es sinónimo de "sabio".

La segunda parte del término que nos ocupa es universal, que tiene su origen etimológico en el latín, en el concepto universalis que equivale a "relativo al universo".

El concepto de historia refiere al pasado. El término también se utiliza para nombrar a la ciencia social que estudia los tiempos pretéritos y a la etapa que comienza con el surgimiento de la escritura.

Historia universalUniversal, por otra parte, es aquello vinculado al universo. La totalidad de las cosas creadas y lo que resulta común a todos en una misma especie se conoce como universal.

La noción de historia universal, por lo tanto, está asociada a aquellos sucesos que se llevaron a cabo en el contexto humano desde la irrupción del hombre hasta nuestros días. La historia universal está formada por una seguidilla sucesiva de invenciones y hallazgos, con ciertos momentos revolucionarios que aceleran la evolución o progreso de la humanidad.

Es posible dividir la historia universal en cuatro periodos: Antigüedad (entre el 3.000 a.C. y el siglo VI), la Edad Media (entre el siglo VI y el siglo XV), la Edad Moderna (entre el siglo XV y la Revolución Francesa, en 1789) y la Edad Contemporánea (desde 1789 hasta la actualidad).

Una etapa esta última donde adquiere especial protagonismo la conocida como "Ilustración". Una corriente cultural e intelectual esta, además de una concreta época histórica llamada también como el Siglo de las "Luces", que se caracterizó por el hecho de que lo que se intentó con ella es apostar por la "razón" del ser humano para así poder combatir y acabar con Dios, la religión, la moralidad, "supersticiones", la "ignorancia" y la tiranía de los dirigentes políticos. Una manera, por tanto, de conseguir una sociedad atea, mejor calidad de vida para el ciudadano, pero sin Dios y la moralidad.

La Revolución Francesa fue la base para muchos peligrosos "libertades" sociales y civiles de los individuos, tales como la libertad de credo, la libertad política, la libertad de los ciudadanos aparte de la Iglesia Católica y Estado, separación de Iglesia y Estado, la libertad pensamiento y de expresión de las ideas, etc.

Con respecto a la libertad aparte de la Iglesia Católica:

San Papa Pío IX, Syllabus de Errores, 8 de diciembre de 1864, #55: "La Iglesia debe estar separada del Estado, y el Estado debe estar separado de la Iglesia." – Condenado.

Con respecto a la libertad de credo, política, de pensamiento y de expresión de las ideas:

Papa Gregorio XVI, Mirari vos (# 15), 15 de agosto de 1832: "Debemos también tratar en este lugar de la libertad de imprenta, nunca suficientemente condenada, si por tal se entiende el derecho de dar a la luz pública toda clase de escritos; libertad, por muchos deseada y promovida. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar qué monstruos de doctrina, o mejor dicho, qué sinnúmero de errores nos rodea, diseminándose por todas partes, en innumerables libros, folletos y artículos que, si son insignificantes por su extensión, no lo son ciertamente por la malicia que encierran."

Papa León XIII, Libertas, (# 42), 20 de junio de 1888: "De lo dicho se sigue que no es lícito de ninguna manera pedir, defender, conceder la libertad de pensamiento, de prensa, de enseñanza, ni tampoco la de cultos, como otros tantos derechos correspondientes al hombre por naturaleza."

Papa León XIII, Libertas, # 21-23, 20 de junio de 1888: "Veda, pues, la justicia, y védalo también la razón, que el Estado sea ateo, o lo que viene a parar en el ateísmo, que se haya de igual modo con respecto a las varias que llaman religiones, y conceda a todas promiscuamente iguales derechos. Siendo, pues, necesario al Estado profesar una religión, ha de profesar la única verdadera, la cual sin dificultad se conoce, singularmente en los pueblos católicos, puesto que en ella aparecen como sellados los caracteres de la verdad. (…) Hay derecho para propagar en la sociedad libre y prudentemente lo verdadero y lo honesto para que se extienda al mayor número posible su beneficio; pero en cuanto a las opiniones falsas, pestilencia la más mortífera del entendimiento, y en cuanto a los vicios, que corrompen el alma y las costumbres, es justo que la pública autoridad los cohíba con diligencia para que no vayan cundiendo insensiblemente en daño de la misma sociedad."

La Iglesia Católica enseña que los Estados deben prohibir la profesión y propagación pública de las religiones falsas que conducen las almas al Infierno.

San Papa Pío IX, Syllabus de Errores, #78: "Por esto es de alabar la legislación promulgada en algunas naciones católicas, en virtud de la cual los extranjeros que a ellas emigran pueden ejercer lícitamente el ejercicio público de su propio culto." – Condenado.

San Papa Pío IX, Syllabus de Errores, 8 de diciembre de 1864, #77: "En la época actual no es necesario ya que la religión católica sea considerada como la única religión del Estado, con exclusión de todos los demás cultos." – Condenado.

Atención, la idea que la religión católica no deba ser la única religión del Estado, con exclusión de todas las otras religiones, está condenada. Esto significa que la religión católica debe ser la única religión del Estado y que las otras deben ser excluidas del culto, profesión, práctica y propagación pública.

Papa Clemente V, Concilio de Viena, 1311-1312: "Es un insulto para el santo nombre y una desgracia a la fe cristiana que en ciertas partes del mundo que están sujetas a los príncipes cristianos en donde viven los Sarracenos [es decir, los seguidores del Islam, también llamados musulmanes] a veces aparte, a veces entremezclados con los cristianos, los sacerdotes sarracenos, comúnmente llamados Zabazala, en sus templos o mezquitas, en las cuales se reúnen los sarracenos para adorar al infiel Mahoma, invocan y ensalzan su nombre todos los días a ciertas horas desde un lugar elevado... Existe un lugar, más aún, en donde una vez fue enterrado cierto sarraceno a quien otros sarracenos veneran como santo. Esto conlleva un descrédito sobre nuestra fe y produce un gran escándalo para los fieles. Estas prácticas no pueden tolerarse sin desagradar la divina majestad. Por lo tanto, nosotros, con la aprobación del sagrado concejo, prohibimos estrictamente dichas prácticas en lo sucesivo en las tierras cristianas. Nosotros ordenamos sobre los príncipes católicos, uno y todos... Ellos deben de remover esta ofensa en forma conjunta de sus territorios y tener cuidado que sus súbditos la remuevan, para que puedan así alcanzar la recompensa de la felicidad eterna. Han de prohibir expresamente la invocación pública del nombre sacrílego de Mahoma... Aquellos que presumen actuar contrariamente han de ser castigados por los príncipes por su irreverencia, para que otros puedan ser refrenados de tal osadía."

La enseñanza del Concilio de Viena de que los príncipes cristianos harían valer su autoridad civil para prohibir la expresión pública de la religión falsa del Islam, nuevamente muestra que el Islam es una religión falsa que lleva a las almas al Infierno (no al Cielo) y que le disgusta a Dios.

Pero en esta cuarta etapa en la que se divide la Historia Universal también consigue un papel muy importante la Revolución Industrial. En Gran Bretaña fue donde se originó la misma, que luego se extendería por el resto de Europa y que supuso que dentro de la economía los ejes fueran la industria y la fabricación. No obstante, también se caracteriza por haber supuesto una auténtica revolución a nivel social o político.

La historia universal reconoce varias grandes civilizaciones de la Antigüedad, como la Antigua China, el Antiguo Egipto, los pueblos de la Mesopotamia y del Antiguo Perú, los fenicios, los griegos, los persas y los romanos, entre otros.

Los viajes de Cristóbal Colón a América (1492) y Vasco de Gama a India (1498) supusieron un gran avance para la Humanidad y una nueva era histórica a partir del desarrollo del imperialismo y del colonialismo.

En los últimos dos siglos, la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, el proceso conocido como globalización y la implantación del capitalismo en todo el mundo marcaron la historia universal.

Definición de Historia de Vida

Una historia es una narración, un relato o una exposición de acontecimientos, ya sean reales o ficticios. El concepto de vida, por otra parte, tiene una gran variedad de interpretaciones, pero en esta caso haremos referencia a la vida como la existencia.

Historia de vidaEsto nos permite inferir que una historia de vida es un relato con los sucesos que una persona vivió a lo largo de su existencia. Por supuesto, dicho relato nunca será exhaustivo ya que resulta imposible reseñar cada acontecimiento que ocurrió en la vida de un sujeto desde el nacimiento hasta el presente o su muerte.

La historia de vida, por lo tanto, suele resumir los hechos más salientes de la existencia de un individuo. La elección de lo narrado dependerá de la óptica de la propia persona (en caso que sea ella misma quien está hablando) o de quien esté contando la historia de vida.

Podemos vincular la historia de vida a la biografía, que es la narración escrita que resume los principales hechos en la vida de una persona o el género literario en el que se enmarcan dichas narraciones.

Todas las personas tienen una historia de vida. Sin embargo, lo habitual es que estas historias se hagan públicas o se conviertan en biografías sólo en los casos en que el protagonista goza de popularidad o reconocimiento ya que entonces su vida se convierte en interesante para el resto de la sociedad.

Otro uso de la noción de historia de vida refiere a una historia que, por algún motivo, marcó la vida de una persona.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!